Pagola y los suyos abren las puertas del desmadre urbanístico

Con los votos en contra del Partido Socialista y el plante de la CIC, Pagola da el pistoletazo de salida al “Globo” de la urbanización de La Estanca. Un globo, con tapadera de campo de golf, que no tardará mucho en reventar.

Con la firma de este convenio el Partido Popular de Calahorra quiere dar carta de naturaleza a una operación presuntamente especulativa, de unos propietarios que adquirieron esos terrenos en el único interés de revalorizarlos, y que en repetidas ocasiones han pretendido sin éxito transformar los mismos con diversos proyectos que no han cuajado (vertedero, polígono industrial, etc,etc).

Según ha conocido Ecologistas en Acción, no solo no es una inversión de empresarios de Calahorra,(como pregonaba el concejal de urbanismo) sino que tan solo una de las once acciones que dan sustento económico a este despropósito pertenece a un empresario calahorrano, ocho son de empresarios de Navarra y País Vasco, a los que hay que sumar sendos empresarios de Arnedo. Todos ellos han aportado 150.000 Euros por acción.

Ahora es el Ayuntamiento quien accede a permitir que unos terrenos no urbanizables y de especial protección a la agricultura, que distan varios kilómetros del centro de la ciudad, pasen a convertirse en una macro-urbanización con la que unas pocas personas piensan que van a ganar dinero a cuenta de la calidad ambiental de todos.

En el convenio ya se da por hecho que el Ayuntamiento de Calahorra aprobará inicialmente la modificación puntual del PEPMNAN y del Plan Especial del Monte Los Agudos, siempre que se demuestre “que ya no cuenta con los valores que lo hicieron merecedor de una especial protección”.

Y desde Ecologistas en Acción nos preguntamos.... ¿quién será el encargado de demostrar que los Agudos ya no tiene esos valores?... ¿tal vez alguien pagado por la propia empresa promotora Nassica Club de Golf?

No aparece en el convenio la obligación del promotor, en el caso de llevarse a cabo el proyecto, de adoptar medidas ambientales compensatorias por la empresa en otras zonas de nuestro término municipal. Algo que el convenio debería de dejar desde un inicio comprometido, a modo de contraprestación ambiental a todos los Calagurritanos.

Como es costumbre en el Partido Popular, no se han tenido en cuenta las alegaciones presentadas dentro de plazo contra la firma de este convenio. Y como también es costumbre del equipo de Pagola, ni tan siquiera se han contestado las mismas.

El rodillo de Pagola pasa nuevamente por encima de los ciudadanos, de la oposición, del medio ambiente y del sentido común.

Actualmente conviene trasladar a la opinión pública que la tan cacareada firma del convenio no es más que UN PRIMER PASO, de algo que no tiene porqué convertirse en la operación especulativa que unos y otros pretenden.

Desde Ecologistas en Acción se adoptaran las medidas más oportunas para poner al descubierto lo irracional de un proyecto enfermizo e insostenible cuyo único objetivo es el lucro personal de quienes lo proponen, mediante la construcción de más de un millar de viviendas y su posterior venta.

Ecologistas en Acción consciente de la trascendencia ambiental de este proyecto lleva más de seis meses elaborando un estudio que punto por punto pondrá en entredicho, la sostenibilidad y rentabilidad económica de la urbanización de la Estanca. Esperamos contar con toda la documentación y los resultados de las encuestas realizadas antes de fin de año.