Contra el desdoblamiento de la M-501

El 22 de julio el Gobierno de la Comunidad de Madrid hizo pública su decisión de declarar de interés público el tramo de la M-501 entre la carretera de Quijorna y Navas del Rey, con el fin de duplicar la M-501 saltándose todas las normas españolas y europeas de protección del medioambiente. Para tal decisión utilizaron la excusa falsa de la siniestralidad de la carretera.

WWF/Adena, SEO/BirdLife, Greenpeace, Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra, en rueda de prensa, han dado a conocer un estudio realizado por el colectivo Sierra Oeste Desarrollo S.O.S.tenible basado en los datos de la Dirección General de Carreteras de la Comunidad de Madrid en el que se demuestra que el tramo ya desdoblado presenta una mayor siniestralidad que el tramo declarado de interés público. Según estos datos no ha habido ningún punto negro en el periodo 2000-2004 ni en el tramo desdoblado ni en el declarado de interés público. Por su parte en 2004 en el tramo desdoblado se han localizado seis tramos negros (tramos de 1 Km. en los que se han producido tres o más accidentes con víctimas) mientras que en el tramo declarado de interés público solo se han detectado dos tramos. Los datos oficiales de la Comunidad de Madrid revelan que la carretera M-501 no es una de las carreteras más peligrosas de la Comunidad de Madrid. Por su parte, investigadores del CSIC, recordaron que en un informe elaborado para la Comunidad de Madrid en septiembre de 2000 demostraron que la duplicación de este tramo supondría un impacto inasumible y contrario a las normas europeas. SEO/BirdLife ha interpuesto recurso contencioso-administrativo por la Declaración de Interés Público.

También se presentó un estudio elaborado por investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos en la que se demuestra que la circunvalación de Pelayos de la Presa, otro tramo de la M-501 que la Comunidad pretende duplicar y cuyas obras comenzarán en noviembre, destruirán ocho colonias de Topillo de Cabrera, especie amenazada a nivel mundial, dos de ellas las más grandes de España. Esta especie es una por las cuales la Comunidad de Madrid designó este espacio como Lugar de Interés Comunitario dentro de la Red Natura 2000. Las leyes españolas y europeas prohíbe la autorización de proyectos que afecten de forma sensible a las especies por las que se designan estos espacios, por lo que de construirse la circunvalación se hará de forma ilegal. La Comunidad de Madrid no solo omitió de forma voluntaria la evaluación del impacto sobre esta especie, sino que además aprobó finalmente por “razones urbanísticas” un trazado sin evaluar ambientalmente. Las cinco ONG ecologistas, solicitan el abandono inmediato de este proyecto.

Ecologistas en Acción, basándose en un informe realizado sobre el tema, explicaron que el principal objetivo de la Comunidad de Madrid no es otro que permitir la especulación urbanística, que por otra parte supondría un gran impacto sobre estos espacios protegidos.

SEO/BirdLife anunció también que ha interpuesto una queja ante la Unión Europea por el fraccionamiento del proyecto de duplicación de la M-501 (el proyecto inicial de 1996 contemplaba como un solo proyecto la duplicación de todo el trazado en la Comunidad de Madrid) y por la autorización de duplicar varios tramos mediante una incorrecta evaluación del impacto ambiental.

WWF/Adena, SEO/BirdLife, Greenpeace, Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra, en representación de todo el movimiento ecologista español, han mostrado su voluntad de mantener una unidad de acción frente a este proyecto que consideran una auténtica barbaridad ambiental.