No a la instalación de una base de la OTAN en Zaragoza

Miles de ciudadan@s se manifestaron el sábado 4 de noviembre por las calles de Zaragoza contra la pretensión del Ministerio de Defensa de instalar en Zaragoza la mayor base de la OTAN en Europa. Esta base estará dedicada a inteligencia, obtendrá información e imágenes en tiempo real de cualquier parte del mundo. Con esta información, los mandos militares dirigirán los ataques de la OTAN allí donde a EEUU le plazca. Por poner un ejemplo, si hubiese una tercera Guerra del Golfo, Zaragoza no solo participaría prestando su base aérea a los bombarderos si no además nuestra ciudad será el lugar desde el que se dirijan sus actuaciones.

Este fue el manifiesto preparado para la ocasión por la Plataforma constituida, en la que se encuentra Ecologistas en Acción.

El Ministerio de Defensa quiere que se instale en Zaragoza la futura base principal de vigilancia de la OTAN, el “Sistema Aliado de Vigilancia del Terreno” La prensa, didácticamente, nos explicaba que este sistema de vigilancia de la OTAN estará compuesto por una Base Principal, sede de las unidades aéreas que tendrá carácter integrado y por un Centro de Mando que deberá procesar toda la información facilitada por los radares y que servirá para ordenar el despliegue en cualquier lugar donde opera la OTAN.

El Comité Militar de la Alianza Atlántica está valorando en este momento las candidaturas existentes y alrededor de la próxima semana se puede tomar, con el beneplácito del Gobierno del Estado, del Gobierno de Aragón y del Alcalde de Zaragoza, la decisión de traer esta instalación. Es decir, que quieren que Zaragoza sea el lugar desde el que se visualicen, estudien y pongan en marcha operativos militares y guerras a escala planetaria.

Dicen que el presupuesto de instalación del Sistema de Vigilancia Aérea de Superficie asciende a 3.000 millones de euros y a nuestros dirigentes políticos les parece algo maravilloso ya que llegará a Zaragoza (según Marcelino Iglesias) entre otras bondades “la tecnología de comunicación e información más avanzada que hay”. Lo que no nos cuenta es el uso que esta tecnología tiene, que no es otro que generar miseria, muerte y destrucción.

Más dinero, más armas, más territorio, más guerras, más muerte.

Y como no, ante la barbarie, la necedad y el abuso, una vez más la ciudadanía aragonesa salimos a la calle para gritar: No a la Base de la OTAN.
- Para denunciar la consolidación de la guerra como fórmula de política exterior y resolución de conflictos.
- Para denunciar la militarización del territorio y las conciencias que estas políticas llevan aparejada.

Hace 20 años, muchos de nosotros y nosotros dijimos NO A LA OTAN, porque creíamos que no era necesaria, que su finalidad no era otra que la de servir a los intereses hegemónicos y belicistas, pensábamos entonces que la fuerza no sirve para hacer razón sino para imponerla a sangre y fuego. Hoy la historia nos da la razón y señala a la OTAN como lo que es, una organización militar subordinada a los intereses de los EE.UU. que han generado los principales conflictos bélicos que afectan y han afectado a la Humanidad desde mediados del siglo XX (Yugoslavia, Afganistán, Irak...).

Todos los días (la semana pasada sin ir más lejos), los daños colaterales o errores tácticos invaden nuestros televisores arrojando muertes, asesinatos perpetrados en acciones militares o “misiones de paz” por la OTAN, esa misma organización que quiere abrir sede de nuevo en nuestra tierra y con ello nos quiere hacer cómplices de semejantes crímenes.
Hace 20 años dijimos no y fruto de la movilización ciudadana, Zaragoza consiguió la retirada de la base de EE.UU. de su territorio. Ahora los gobiernos central, autonómico y municipal vuelven a plantear el tema pese al rotundo e histórico rechazo social.

Parece que algunos no han aprendido nada o que tienen muy poca memoria

Ahora presentan una candidatura que ha sido impuesta de manera antidemocrática a la ciudad de Zaragoza y su entorno, sin un debate social previo, sin pedir la opinión ni la autorización de la ciudadanía mediante una consulta pública. Nadie les ha dado carta blanca para arrebatar al Pueblo la decisión directa sobre las cuestiones más importantes y trascendentes para su futuro.

1.¿Cómo se puede decir no a la guerra y querer asumir protagonismo activo en las acciones terroristas que lleva a cabo esta organización?
2.¿Cómo se puede decir no a la guerra y destinar nuestro territorio precisamente a ella?
3.¿No entienden que esta instalación sólo permitiría el desarrollo ligado a lo militar, a las armas, al espionaje y al entrenamiento para matar, además de multiplicar los graves problemas de ruido, seguridad y salud que ya sufrimos?
4.¿No entienden que esta instalación hipotecaria el tráfico aéreo, el uso civil del aeropuerto de Zaragoza y el de todas las instalaciones de logística comercial anexas al mismo?
5.¿Esto es lo que se entiende por Ciudad de la Paz?
6.¿Esto es lo que se entiende como Alianza de Civilizaciones?
7.¿Cómo se va a explicar esto en las escuelas, es compatible con la educación para la paz?

La resolución de conflictos no debe pasar por las agresiones bélicas y la escalada armamentística, sino por el diálogo, el respeto y la justicia social en las relaciones entre los pueblos.

Queremos que escuchen y recuperen la memoria y por eso les gritamos que NO LA QUEREMOS AQUÍ NI EN NINGUN SITIO, son muchos los años que llevamos peleando para la liberación de nuestra tierra de usos e hipotecas militares que no son pocas.

El 33% del término municipal de Zaragoza y el 2% de Aragón está ocupado por terrenos militares. El campo de maniobras de San Gregorio es el más grande de España y el polígono de tiro de Las Bardenas, el más grande de Europa. En ambos se realizan permanentemente pruebas con fuego real y armamento de dudosa seguridad.

Ahora los dirigentes políticos que nos gobiernan quieren completar el “paquete”.

Han sido muchos años escuchando excusas que justificaban la imposibilidad de desmantelar las instalaciones militares existentes, pobrecitos gobernantes, entonces no podían pero ahora no pierden la oportunidad de embarcarnos en nuevos compromisos militaristas, en profundizar en la escalada belicista tanto en lo concerniente a nuestra vinculación activa a las acciones de la Alianza, como al fomento de la investigación militar:

1.- Este año 2006 se invirtió un 26 % más que en el anterior.
2.- Sólo 5 empresas que investigan para la guerra reciben el doble que todas las Universidades y el CSIC para la investigación civil.
3.- España es el 2º país del Mundo que más porcentaje dedica a investigación militar pero el 2 de la OCDE que menos dedica a I+D civil.

Desde nuestra convicción de que la lógica de la guerra no debe ser un instrumento de política nacional e internacional, RECHAZAMOS la instalación de las bases militares de la OTAN en Zaragoza y en cualquier otro lugar.

No las hemos querido nunca y ahora tenemos más motivos para Gritar:

NO A LA BASES,
NI DE MANIOBRAS,
NI DE ESPIONAJE,
NI DE TIRO
NINGUNA TIERRA EN GUERRA NINGUNA TIERRA PARA LA GUERRA.

POR UNA CULTURA DE LA PAZ. HACE 20 AÑOS Y AHORA
OTAN NO, BASES FUERA




Visitantes conectados: 366