Continúa el acoso policial contra los ecologistas

En época de precampaña electoral, los ecologistas estamos sufriendo un estado de verdadera persecución policial.

Todavía recordamos el pleito contra Subdelegación del Gobierno fallado a nuestro favor por el Tribunal Superior de Justicia, tras la denegación de un permiso de concentración en la Calle del Castillo. A pesar de esto, seguimos siendo increpados por la policía una y otra vez.

Sucedió esta vez en la estación marítima de Fred Olsen, en Santa Cruz. Ahí habíamos convocado una rueda de prensa, y miembros Ben Magec-Ecologistas en Acción estaban preparándose para hacerlo.

El primer compañero que llegó, encontró la puerta de entrada al terreno del puerto de Santa Cruz casi cerrada. Cuando entró, se topó con un grupo numeroso de policías nacionales y locales que, al percatarse de su presencia (iba vestido con una de nuestras camisetas en las que se lee “más democracia, menos corrupción”), le pidieron que se identificase y lo cachearon.

Cuando llegó el resto del grupo, con los medios de comunicación delante, a punto de comenzar la rueda de prensa, un grupo de policías nos increparon imponiéndonos que nos marcháramos de ahí. Según decían, ese territorio es propiedad de la Autoridad Portuaria y no se puede hacer un uso “privativo” de él.

Por supuesto, consultamos con nuestro abogado y nos informó que estos terrenos son de libre tránsito, y que nos podíamos quedar ahí.

Terminamos ofreciendo la rueda de prensa frente a la puerta cerrada de la entrada al puerto.

En el periódico La Gaceta de Canarias, en su edición de día 9 de febrero,
bajo el titular "Despliegue policial sin precedentes para evitar una rueda
de prensa de ecologistas",
se recogen algunas declaraciones de los propios
agentes de la Guardia Civil, en respuesta a la interpelación de los
periodistas que se extrañaron de la fuerte presencia policial en el
recinto.

Según este periódico, la respuesta fue que "que los ecologistas habían
convocado una manifestación ilegal y estaban esperando que llegaran otros
incontrolados desde Las Palmas".

Las fuertes medidas de seguridad, organizadas para defender el recinto de
nuestra presencia, "supusieron el cierre de algunas entradas, de manera
que los pasajeros que bajaban del fast ferry, sólo pudieron acceder a la
ciudad a través del edificio de la estación marítima, ya que los accesos a
la zona de aparcamientos en el propio muelle estaban cerrados por
vehículos de la Guardia Civil" (La Gaceta, 9 de febrero de 2007).

Desde Ben Magec-Ecologistas en Acción denunciamos abiertamente el estado de represión que este gobierno, a todos los niveles, está ejerciendo sobre aquéllos que lo único que buscamos, es defender estas Islas del proceso de deterioro ecológico y político que están sufriendo.

También denunciamos una vez más, las continuas burlas a la democracia. Consideramos que este Gobierno está ejerciendo una labor totalmente ilegal al estar faltando a principios constitucionales básicos, como son la libertad de expresión y la libertad de reunión y manifestación.


agosto de 2017 :

julio de 2017 | septiembre de 2017



Visitantes conectados: 218