Como ya se preveía, el New Flame se parte en dos

El barco chatarrero ‘New Flame’, encallado en la Bahía de Algeciras desde el pasado 12 agosto, tras colisionar con el petrolero “Torm Gertrud”, se partió ayer, 23 de diciembre, debido al fuerte temporal de levante que estos días azota la zona, provocando el hundimiento de la proa.

Por otro lado, han aparecido manchas de hidrocarburos desde el pasado jueves, 20 de diciembre, en El Rinconcillo y Getares procedentes del barco New Flame.

Los integrantes del dispositivo en tierra del Plan Territorial Provincial de Emergencias habían recogido al mediodía de ayer un total de 11 toneladas de residuos en el litoral de Getares y El Rinconcillo

Actualmente, operan repartidos por Getares y El Rinconcillo 28 operarios de la Dirección General de Costas del Ministerio de Medio Ambiente, 10 empleados de la Empresa de Gestión Medioambiental (Egmasa) de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, 8 funcionarios del Ayuntamiento de Algeciras, 12 efectivos del Grupo de Respuesta de Emergencias de Andalucía (Grea-Consejería de Gobernación) y el coordinador del 112 al frente del dispositivo.

Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar ha denunciado la mala gestión del gobierno de Gibraltar, calificándola de oscura, de nula fiabilidad y de ninguna transparencia, mientras que la del Gobierno español ha sido de complicidad y de irresponsabilidad.

También Verdemar-Ecologistas en Acción y Agaden, exigen que de forma “inmediata” se declare públicamente la naturaleza de la chatarra (recordemos que porta 42.000 toneladas) y su potencial contaminante de vertido, así como el impacto ambiental ya existente y que se desarrolle un plan urgente, por el que se destinen todos los medios necesarios para rescatar la carga.