Por un Pacto Local de Residuos de Construcción

Todo un símbolo del estado de degradación general del entorno de Criptana
Suciedad, vertidos y deterioro en la salida por la carretera hacia San Isidro, quizá la de mayor valor paisajístico de la localidad. Al fondo, como colofón, la lengua de vertedero avanzando totalmente desbordada.

Ante la grave situación del vertedero y la alarmante degradación del entorno por vertidos de escombros en todo el término de Campo de Criptana, Salicor-Ecologistas en Acción ha presentado a todas las fuerzas políticas de la localidad una propuesta de Pacto Local de Residuos de Construcción y Demolición (RCD).

Con esta propuesta no se pretende dar una solución precipitada y tosca a un problema coyuntural de vertidos de escombros, sino que se pretende solucionar de una forma definitiva e integral la gestión de los RCD generados en la localidad de forma ecológica y ajustada a ley.

En base a que quiere ser solución definitiva pretende poner fin a una larga historia de profunda degradación del entorno local y en la que todo siempre se hizo mal: vertederos inconsciente y hasta ilegalmente ubicados (Sierra, San Isidro), vertidos incontrolados por doquier, macrocanteras al lado mismo del casco urbano… En base a que quiere ser solución integral, por otro lado, intenta abarcar todas las líneas de actuación que forman parte de esa solución. Por eso, todos los objetivos de actuación propuestos forman parte de un todo y ninguno de ellos puede ser entendido ni separado de los otros.

Todos se conjuntan para conseguir finalmente una gestión ambientalmente aceptable de los RCD locales, así como una regeneración de nuestro entorno degradado mediante la eliminación de vertederos ilegales, vertidos incontrolados y restauración de todos los vasos de cantera no valorizables.

Pero además, todo ello va a posibilitar la creación de una extensa zona naturalizada, limpia y regenerada que se vertebra en torno al tramo norte de la carretera de la cantera y que tiene su continuidad en las sierras circundantes, con su consiguiente valor como recurso ambiental y recreativo y, finalmente, la aportación, como contribución a la lucha contra el cambio climático y a la restauración de nuestro patrimonio paisajístico y ambiental, de tres espacios forestales (antiguo vertedero de San Isidro, antigua cantera de Horcisa y cantera de “El cojo”) con una extensión total de más de 25 hectáreas.

La propuesta elaborada por Salicor-Ecologistas en Acción se ha presentado ante las fuerzas políticas municipales el 20 de diciembre. Lo que se pide es que desde el Ayuntamiento se articule un Pacto en el que se tengan en cuenta tanto estas propuestas como el resto de las que pudieran presentarse, incidiéndose en la importancia de la participación de todos los sectores afectados tanto a nivel político y social como de la construcción para llegar a una solución consensuada y eficaz.

Son nueve las líneas de actuación propuestas, entre ellas la Apertura de una planta-vertedero de RCD en la cantera de “El Cojo” como un corto paso transitorio a la planta definitiva, así como el sellado y restauración ambiental del vertedero de San Isidro. Otras medidas consistirían en la puesta en marcha del punto limpio, la erradicación total de los vertidos ilegales, un Plan de restauración ambiental y valorización de canteras, la restauración y valorización de la antigua cantera de Horcisa y su entorno y la puesta en marcha del principio de deconstrucción.

La búsqueda y puesta en marcha del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) definitivo se plantea como una necesidad que debe centrar todos los esfuerzos, complementándose con el impulso permanente a un Programa de formación, sensibilización y educación ciudadana.