La lucha contra el cambio climático prioridad para el 2008

Ecologistas procedentes de las comarcas de la Costa, Huelva, Campiña- Condado, Cuenca Minera y Sierra de Huelva hicieron balance de sus actividades en el pasado año, repasaron los principales problemas ambientales que afectan a la provincia, y establecieron su plan de actividades para el 2008

La actual política energética y de transporte basada en el consumo insostenible de combustibles fósiles está en el origen de los graves problemas de cambios climáticos que afectan al conjunto del planeta. A pesar de los discursos genéricos de intenciones que se lanzan desde las instancias políticas en Huelva siguen primando proyectos de nuevas actividades insostenibles en ambos terrenos. El movimiento ecologista mantiene su rotunda negativa al oleoducto que, atravesando nuestra provincia de sur a norte, pretende abastecer al proyecto absurdo de una refinería extremeña en la Tierra de Barros. Este insostenible proyecto parece un delirio político engendrado fuera de tiempo por lo que haremos todo lo posible para que nunca prospere. También formará parte de las prioridades de Ecologistas en acción la actividad contra el faraónico proyecto de autovía sobre Marismas del Odiel. En vez de girar a una recuperación del ferrocarril y de los transportes colectivos se siguen planteando agresivas obras públicas al servicio del automóvil privado que abren camino de paso a la urbanización masiva de nuevos territorios.

Luchar contra la destrucción del territorio que amenaza con nuevos proyectos urbanísticos especuladores como los que planean especialmente en la Sierra y Costa constituirá otra de las prioridades ecologistas. Junto a ello la asamblea decidió retomar la defensa del bosque mediterráneo en Huelva, frente a la agresiva política de desmontes y roturaciones que están destrozando miles de Hectáreas de vegetación y suelo del Andévalo y de la comarca de Picos de Aroche para la plantación de eucaliptos. Asimismo continuaremos la pelea legal y las protestas contra las ocupaciones del suelo para nuevos regadíos en el Andévalo y entorno de Doñana, totalmente contradictorias con la nueva cultura del agua que de boquilla dice adoptar la administración andaluza.

Dentro de una nefasta gestión final de los residuos el vertedero de Nerva constituye el peor ejemplo de las consecuencias de la imposición de una instalación gestionada con criterios de máximo beneficio privado y nulo respeto al medio ambiente. Ecologistas en Acción se opondrá y denunciará las ampliaciones de este vertedero de residuos peligrosos que hipoteca el futuro de la cuenca del Tinto.

La recuperación ambiental de la ría de Huelva y la lucha contra la contaminación industrial, así como el impulso al Parque Natural Internacional del Guadiana y la defensa de la biodiversidad y la riqueza natural de nuestra provincia han sido también temas incluidos dentro de la política de prioridades aprobada por la asamblea provincial de Huelva de Ecologistas en Acción.