El Plan de Humedales de Cádiz, sigue siendo un borrador

“El Plan para la Conservación y el Uso Racional de los Humedales en la Provincia de Cádiz se justifica en la urgente necesidad de cambiar la percepción que la sociedad en su conjunto (población en general, gestores, y administración), tienen de las zonas húmedas, y en la obligación que tienen las autoridades competentes de conservar sus valores y corregir, en la medida de lo posible, las alteraciones que éstos puedan estar sufriendo en la actualidad”, así se refleja en el primer borrador de este plan.

El 2 de febrero, Día Mundial de los Humedales, se ha convertido en una jornada para demandar la defensa, conservación y aprovechamiento racional de los humedales, a escala internacional en las últimas décadas, especialmente a partir del año 1971, año en que se firmó la Convención relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitats de Aves Acuáticas.

Lagunas de el Puerto Santa María, en rojo zona periférica de protección y en amarillo, la zona de reserva

Lamentablemente, los humedales gaditanos actualmente están soportando graves daños debido a las desecaciones con destino a cultivos intensivos, la presión urbanística, las malas prácticas agrícolas, la construcción de infraestructuras, la caza furtiva, la utilización de trampas, el tráfico de huevos, los vertidos procedentes de la agricultura y la ganadería, el uso de perdigones de plomo,... ( este ultimo cita a la Laguna de Medina, la zona húmeda más contaminada por plomo de Europa).

Esta visión desarrollista ha conducido a la degradación de muchos humedales, ya sea mediante una transformación directa de la zona, o en el mejor de los casos, permitiendo el desarrollo de otras actividades en las proximidades, de una forma indiscriminada o ilegal y sin tener en cuenta, los efectos que éstas pudieran tener sobre estos hábitats anexos.

Aunque existen innumerables normativas estatales como autonómicas, como la Directiva 92/43 relativa a la conservación de los hábitat naturales y de la flora y fauna silvestres; La Directiva 79/409 relativa a la conservación de las aves silvestres (Directiva “Aves”); Ley 29/85 de Aguas; Ley 4/89 de Conservación de la Naturaleza y de la Flora y Fauna Silvestres; Ley 22/88 de Costas. De nada sirve, ya que una gran mayoría de ellas todavía carecen de protección legal.

Por todo ello, desde Ecologistas en Acción nos dirigimos a la Delegada Provincial de la Consejeria de Medio Ambiente de Cádiz, María Gemma Araujo Morales, la ejecución del Plan teniendo en cuenta las siguientes cuestiones:

1. Una buena gestión de las cuencas, reforestándolas, regenerando los aportes hídricos y eliminando vertidos a cauces superficiales y acuíferos.

2. Eliminar todos los vertidos contaminantes, tantos urbanos, como industriales y agrícolas.

3. Deslindar las zonas de Dominio Público Hidráulico y Dominio Público Marítimo-terrestre.

4. Recuperar las vías pecuarias y caminos rurales del entorno de las zonas húmedas, restaurando la vegetación autóctona y el paisaje.

5. Vigilancia y control para favorecer la conservación de las cuencas y zonas de influencia.

6. Realizar buenas prácticas agrícolas y promocionar ayudas agroambientales, promoviendo los planes de abandonos de tierras y reforestación en la periferia de estos humedales.

7. Realizar un seguimiento exhaustivo de los procesos ecológicos en los humedales, sus cuencas vertientes y acuíferos asociados.

8. Cumplimiento del Plan Estratégico de Humedales, el cual fue aprobado en octubre de 1999 pero se encuentra paralizado.

9. Protección de la totalidad de la lámina de agua de las zonas húmedas, evitando cualquier nuevo relleno o desecación.

10. Difusión de los valores socioeconómicos que pueden mostrar los Humedales a las localidades más próximas, impulsando un turismo más naturalístico y científico.

11. Un plan provincial de ordenación eólica, determinando cartográficamente, a escala adecuada, aquellas áreas que por sus valores naturales, en este caso Humedales, deberán quedar excluidas del desarrollo eólico. La instalación de parques eólicos deben regirse por el principio de no afectar a la perdida de biodiversidad.

12. Conceder a todos los humedales de relevancia ecológica, inventariados en la provincia de Cádiz, y reforzar el marco legal relevante.

13. Ejecución de actuaciones para la reducción de la mortalidad por electrocución en aves evitando la electrocución, mediante refuerzos, materiales no conductores o resbaladizos, para que las aves no se posen. Exigir la aprobación del Real Decreto sobre tendidos eléctricos.

14. Garantizar, mediante la vigilancia oportuna, el cumplimiento de las restricciones de uso público que se establezcan con carácter temporal o permanente en aquellos espacios que pudieran verse afectados por un uso público inadecuado.

15. Difundir los valores y funciones de los humedales y concienciar a la sociedad sobre la necesidad de su conservación, realizando campañas de sensibilización con los centros escolares a través de visitas al lugar, realización de actividades de educación ambiental.

Para finalizar, la adopción de todas estas medidas contribuiría a frenar el cambio climático y minimizar su afección a las zonas húmedas.