Suspendido de nuevo el juicio del caso del Androcymbium europaeum

Los responsables de la Consejería de Medio Ambiente, Juan José Luque, Delegado de Medio Ambiente, José Guirado, Director General de la Consejería, Rosa Mendoza, Directora del Parque de Cabo de Gata, Ramón Huesa anterior Director del Parque y Marcos Eguizábal, empresario, propietario de las Bodegas Paternina están acusados por Ecologistas en Acción de los presuntos delitos de prevaricación y contra el medio ambiente, en el ejercicio de la acción popular.

El juicio estaba fijado para el día 8 en el Juzgado de lo penal 1, del que es titular el Juez Decano, D. Luis Miguel Columna que ya en su día celebró un “juicio” sobre este mismo asunto sin que se acusara de nada a los acusados pues las asociaciones acusadoras fueron invitadas a abandonar los estrados, alegando el Juez y el Fiscal, un inexistente incumplimiento de plazos. Recurrida la sentencia ante la Audiencia Provincial esta obligo a celebrar un nuevo juicio que ahora se suspende.

El motivo de la suspensión es que el abogado del Sr. Guirado, ha alegado la conocida “doctrina Botín”. La llamada “doctrina Botín” se basa en una sentencia del Tribunal Supremo que impidió la celebración de juicio contra el Sr. Botín, propietario del Banco Santander, porque la única acusación contra él provenía de una asociación, ni los perjudicados directos, ni el fiscal acusaban de nada al Sr. Botín por lo que el Tribunal Supremo dijo que en estos casos, en los que hay perjudicados directos y estos no denuncian nada, no basta la acusación popular para celebrar juicio, hace falta la presencia del fiscal o de un perjudicado directo.

Sin embargo, el abogado del Sr. Guirado no ha tenido en cuenta que la “doctrina Botín”no es de aplicación al caso del Androcymbium, donde no existe ningún perjudicado directo. Precisamente el mismo Tribunal Supremo en reciente sentencia del pasado 21 de enero ha autorizado la celebración de juicio por desobediencia contra el ex Consejero de Interior del Gobierno Vasco, Sr. Atutcha donde únicamente acusa la asociación “Manos Limpias” en ejercicio de la acción popular. El Tribunal Supremo explica en esta sentencia que la “doctrina Botín” sólo se puede aplicar en los casos en los que existan directos perjudicados y estos no se personen en el procedimiento. En el caso Androcymbium el único directo perjudicado ha sido la planta.

El Tribunal Supremo aclara en la sentencia del pasado 21 de febrero que la “doctrina Botín” no es de aplicación en los delitos contra el medio ambiente donde no existen perjudicados directos.

Los acusados serán juzgados por haber autorizado la instalación de una tubería de gran tamaño, propiedad de Marcos Eguizábal, que atraviesa una zona de máxima protección dentro del Parque de Cabo de Gata, destruyendo praderas de la especie en peligro de extinción, Androcymbium europaeum, endemismo almeriense.

Después de iniciarse este largo proceso, el Androcymbium europaeum fue desprotegido por la Junta de Andalucía que pasó de estar en “peligro de extinción” a sólo “especie amenazada”. Se da la circunstancia de que antes de iniciarse el proceso, uno de los ahora acusados, José Guirado, emitió un informe diciendo que el Androcymbium europaeum nunca había estado tan en peligro de extinción por la presión de los invernaderos y de las urbanizaciones.

Al mismo tiempo que Marcos Eguizábal iniciaba las obras, un campesino de Ruescas trazó un camino en la misma zona. El campesino fue detenido y José Guirado y Juan José Luque dieron una rueda de prensa acusándole de destruir el Androcymbium.

Esperamos que el Juzgado celebre por fin juicio sin más dilaciones y cierre un caso que lleva abierto ya 8 años.