La Federación de Caza engaña a los cazadores

Todas las versiones de este artículo: [English] [Castellano]

Ante la manifestación de cazadores del sábado 1 de marzo, Ecologistas en Acción considera que la Real Federación Española de Caza y el resto de las organizaciones convocantes están mintiendo sobre las verdaderas razones para manifestarse, empleando argumentos falsos contra la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, para justificar una convocatoria con claros fines partidistas, y organizada por el sector cinegético mas extremista, ligado a la caza industrial. el negocio de la caza.

Mañana sábado se celebrará en Madrid, encabezada por la Real Federación Española de Caza, una manifestación bajo el lema “Por el campo, la caza y la conservación” y con un manifiesto basado en simples mentiras y en una serie de interpretaciones sesgadas sobre la Ley de Patrimonio Natural. Los argumentos de los convocantes ha sido ampliamente refutados no sólo por las organizaciones ecologistas, sino también por una parte del propio sector cinegético. Ello demuestra que los intereses de las organizaciones que firman este manifiesto (FEC, Asaja, Aproca, entre otras), es totalmente contrario a la conservación de la naturaleza y pone de relieve que el sector cinegético está liderado por grupos y colectivos extremistas que quieren imponer un modelo de caza intensivista que no está interesado en la protección del medio ambiente en absoluto.

Para Ecologistas en Acción es evidente que los organizadores de esta manifestación pretenden que no se regule la caza por las diferentes administraciones, para así poder cazar mas especies, mas cantidades de animales, y en cualquier época del año pese a las consecuencias que esto tenga para el medio ambiente y en detrimento del interés social, aunque intenten ocultarlo incluyendo la palabra conservación en el lema de la manifestación.

El manifiesto demuestra que prefieren seguir contaminando los espacios naturales con 6.000 toneladas anuales de perdigones de plomo que envenenan y matan unas 60.000 aves anualmente. Además la Real Federación Española de Caza está animando a los cazadores a participar en esta manifestación partidista mintiéndoles con el argumento que la nueva Ley de Patrimonio Natural prohíbe la caza con perdigones de plomo en el 40% del territorio, cuando en realidad es en el 2%.

Para Theo Oberhuber, coordinador de Ecologistas en Acción, “los auténticos intereses de esta manifestación son claros, como lo demuestra la cercanía con las elecciones generales y el apoyo dado por el Partido Popular a las reivindicaciones de esta manifestación. Se trata de una manifestación partidista organizada por el sector cinegético mas ligado a la caza industrial y a los intereses económicos de la caza, y criticada por otros sectores cinegéticos que consideran injustificada la celebración de la misma”.

También añade, Theo Oberhuber que “con este paso el mundo de la caza se posiciona claramente al margen de la Ley lo que supondrá un antes y un después y generará graves consecuencias para el medio natural que serán muy tenidas en cuenta en la futura relación de la sociedad con este colectivo”.

Los propios organizadores de la manifestación, están solicitando que los participantes en la misma no porten banderas políticas, para evitar que quede aún más en evidencia su coincidencia de planteamientos con el Partido Popular.

Para Ecologistas en Acción la caza ha venido padeciendo en las últimas décadas un proceso de industrialización para cazar mas animales y ganar mas dinero con ella, utilizando para ello especialmente la masiva colocación de vallados cinegéticos, que ponen puertas al campo; la realización de repoblaciones cinegéticas, con graves consecuencias para la diversidad genética; el control de los depredadores, matando mediante el uso de venenos, cepos, lazos y trampas incluso a especies en peligro de extinción; y gestionando las fincas de caza con criterios de rentabilidad a corto plazo sin tener en cuenta las cuestiones ambientales.