Sierra Bermeja amenazada por promotoras urbanísticas

Las Abejeras en rebajasEcologistas en Acción denuncia los peligros urbanísticos que se ciernen sobre importantes fincas forestales de Estepona.

Las Promotoras Aifos y La Perla Living amenzan con construir viviendas de lujo en dos de las mejores fincas forestales de Estepona en sus respectivas promociones inmobiliarias “Sierra Dorada” y “Pinar de Nicola”. Estas dos promociones se situarían sobre las lomas del pie de monte de Sierra Bermeja, en terrenos que lindan con el monte de propios del ayuntamiento de Estepona. El monte de propios de Estepona está incluido en su totalidad en la Red Natura 2000 como Zona de Interés Comunitario (ZIC), antiguos LICs, concretamente en la ZIC de las Sierras Bermeja y Real. La finca Pinar de Nicola linda además con la ZIC del río Castor. Además, el monte público de Estepona está afectado en su totalidad por las propuestas de Reserva de la Biosfera Intercontinental España – Marruecos de la Junta de Andalucía y de Parque Nacional de la Plataforma “Sierra Bermeja, Parque Nacional” liderada por Ecologistas en Acción y formada por una decena de entidades sociales y políticas y apoyada por profesores universitarios de tres universidades distintas.

Aifos, está publicitando en la actualidad, a través de su revista y su web los “apartamentos Sierra Dorada”. Apartamentos y “villas” que a día de hoy están sin construir, aunque con los trabajos empezados. La finca consta, según la promotora, de 250 hectáreas y en ella se pretenden construir apartamentos y villas y una zona dotada de piscinas, jardines, zonas deportivas (en su día estuvo publicitado un campo de golf propio incluido), zona de compras, restauración y spa ( “Conjunto Hotelero Gvadalpín”).

Sierra Dorada se desarrolla en la cuenca del arroyo de Las Abejeras y parte en la del río Padrón. Linda con el monte público por el norte, por el este y oeste con otras fincas privadas y por el sur con un núcleo urbanizado, llamado Forest Hills (Suelo Urbanizable Programado Transitorio C1, según el PGOU de 1994). Está atravesada por la vía pecuaria “Vereda del Camino de Jubrique”. La promoción Sierra Dorada está afectada por las parcelas de Suelo Urbanizable Programado C11 y C12 del PGOU de 1994, vigente en la actualidad, y completamente rodeado todo el conjunto formado por el SUP-TC1 y los SUP-C11 y C12 por Suelo No Urbanizable Común Simple (SNUC-S). La propuesta para el nuevo PGOU es que sea SNU de Protección Ambiental II.

En el caso de “La Perla Living”, la promoción de “Pinar de Nicola” se hizo en su revista publicada en inglés en diciembre 2003, Living the Passion, volumen 11, a través de un artículo que daba detalles sobre el tipo de construcción que pensaban desarrollar en esta finca forestal. A día de hoy, tampoco ha comenzado la construcción. Hoy ni siquiera existen rastros en internet del estado de desarrollo de esta promoción.

La Finca Pinar de Nicola, “uno de los los últimos santuarios naturales” según la propia publicación de la promotora, consta de “724.000 m2 de tierra repartidos entre valles y colinas con un rico, inexplorado y salvaje bosque de alcornoques y pinos centenarios”. Está bordeada por el río Castor (ZIC), “en un 30 % de la finca” según la propia promotora. La Perla Living pensaba iniciar la construcción, si conseguía los permisos necesarios, en 2005. Los planos de construcción estaban ya en 2003, según la empresa. La superficie construible es de 25.000 – 30.000 m2, lo que supone la construcción de 22 casas de lujo, diseñadas en estilo de cortijo. Existe una empresa, llamada “El Pinar de Nicola, S.L.” radicada en Marbella, cuya actividad es la promoción inmobiliaria y cuyo último balance fue depositado en el registro mercantil en 2005.

El Pinar de Nicola está siuado entre los ríos Castor y el Velerín, a la altura de la charca de Las Nutrias, linda al norte con el mone público de Estepona y hacia el sur con otras fincas privadas. Está atravesado por la vía pecuaria “vereda del camino de Igualeja”. Su catalogación en el PGOU de 1994 es de “No Urbanizable Común Simple” y en el avance del nuevo PGOU se propone como “SNU - Protección Ambiental II”.

El entorno en el que se encuentran estas fincas tiene un valor ambiental incalculable. En las lomas de Las Abejeras y el cerro del Castor, donde se ubica la finca de Tifos, se contienen valores culturales tan importantes como el Castillo del Nicio, de origen medieval. Su situación privilegiada le proporciona unas panorámicas inigualables en la Costa del Sol. Desde estas lomas se dominan el Mediterráneo y el Estrecho de Gibraltar.

Parecidas característiscas tiene el entorno de Nicola. Las masas forestales están compuestas por un magnífico bosque mixto de alcornoques, encinas, pinos negrales, saucedas y adelfares en las riberas… En este ámbito se alcanza el mayor nivel de diversidad faunística de Estepona. Se encuentran aquí los mejores cazaderos. Gatos monteses, nutrias, turones, meloncillos, tejones, corzos, jabalíes, conejos, águilas calzadas, perdiceras y culebreras, ratoneros… y una larga lista de animales protegidos encuentran aquí su hábitat adecuado.
Según el concejal de urbanismo del ayuntamiento de Estepona, Rafael Duarte (PSOE), en el caso de Sierra Dorada, hoy por hoy ’está bloqueada la gestión y la ejecución tanto de las tareas de urbanización como de edificación’ a requerimiento de la Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta, al verse afectada una vía pecuaria y si esos trabajos no se desbloquean porque sus propietarios no atiendan los requerimientos realizados desde Medio Ambiente, puede que se reclasifiquen’.

La nula sensibilidad con el medio natural de estas promotoras está harto demostrado por sus actuaciones en la Costa del Sol. No hay más que revisar un poco la prensa para ver el larguísimo rosario de pleitos que arrastra Aifos en toda la provincia de Málaga. En el caso de La Perla Living, sus actuaciones aberrantes en terrenos forestales del vecino término municipal de Benahavís (La Zagaleta, La Heredia...) hablan por sí solas. Por eso no debemos bajar la guardia. Porque estas fincas de tan elevado valor medioambiental siguen siendo propiedad de Aifos y La Perla Living.

La única forma de asegurar la conservación de nuestros recursos naturales y el desarrollo sostenible del municipio es asegurar la protección del territorio con las figuras legales convenientes. Por eso, el ayuntamiento de Estepona y, concretamente, su concejal de urbanismo y su alcalde a la cabeza deben demostrar ese “cambio de talante” del que tanto hablan y velar por que estas fincas gocen de la mayor protección y eso se consigue dotando a estos terrenos de la más alta protección ambiental en el Plan General de Ordenación Urbana y con la vigilancia celosa de que se cumplan escrupulosamente los requerimientos ambientales exigidos.