Piden mayor transparencia en la gestión del lobo

Una manada de lobos, independientemente del número de ejemplares que la integre, jamás cazarían 100 corzos, ciervos o jabalíes, en una sola jornada de caza en el medio natural. Las lobadas en la Naturaleza no existen, no se dan. Los lobos cuando activan sus técnicas de caza, bien mediante la persecución de la potencial presa o aproximándose a ésta de forma cautelosa para después saltar sobre ella, se centra generalmente en un solo animal, que solo a través de una prueba vital donde miden sus fuerzas, consiguen descolgar del grupo al individuo peor dotado para darle caza. El Lobo, al igual que otras especies de fauna salvaje, tiene un gran potencial de selección sobre sus posibles presas.

El lobo, y no es la única especie carnívora, se ceba con ganado doméstico debido a la reducida distancia de huida de estos animales y al grado de excitación que se adueñan de algunas de las especies salvajes que presentan un instinto depredatorio más acentuado, como es el caso del lobo en circunstancias extraordinarias de animales alocados con escasa capacidad de huida.

Insistimos que este tipo de hechos no son comunes ni verosímiles en el medio natural. Los ataques al ganado doméstico, y sobre todo la intensidad y frecuencia del daño, están determinados por varias razones de carácter socioeconómico. En el caso que nos ocupa, una zona donde los datos de la presencia de la especie en los últimos 30 años son prácticamente inexistentes, las técnicas y la custodia del ganado se han visto revisadas a la baja, de tal manera que los animales con frecuencia vagan a sus anchas por las fincas sin más control que los cierres perimetrales allí donde los haya. Y la presencia humana, salvo en las horas centrales del día, también se ha visto mermada. Además cada día es más infrecuente observar a pastores con su ganado acompañado de dos o varios perros mastines. Con suerte, cuentan con perros de mediano o pequeño tamaño para el manejo del ganado.

Esta es una realidad bien conocida por los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente que coordinan el Plan de Conservación del Lobo en Andalucía, y por tanto, deberían de adoptar medidas que condujeran a la reducción de los ataques lobunos particularmente en las zonas donde la especie está desaparecida desde hace décadas. No solo se trata de pagar puntual y generosamente los daños, sino de evitar el mal trago al ganadero, por un lado, y rehuir el seguir alimentado la leyenda negra que tanto daño ha ocasionado a la especie hasta el punto de casi extinguirla en Andalucía, por otro.

Ecologistas en Acción considera injustificable que no se informe a los gestores y propietarios de las explotaciones ganaderas cuyo ganado pasta en zonas donde se ha podido constatar la presencia de la especie después de varias décadas. La actitud verdaderamente obsesiva del ocultar la información de campo que preside el trabajo que se desarrolla entorno a la especie desde hace unos años por parte de la Consejería de Medio Ambiente es lamentable, y en gran medida, responsable de este tipo de episodios que no benefician precisamente a la especie. Se debería de haber avisado puntualmente de la presencia de la especie para que los propietarios tuviesen tiempo suficiente para adoptar medidas preventivas, es más, aparte de informar, la Consejería de medio Ambiente debería de apoyar económicamente a los ganaderos en zonas de presencia estable u ocasional de la especie, mediante ayudas económicas para la adquisición de perros mastines y su mantenimiento, la reposición de rediles tradicionales, así como la compra de rediles móviles, etc.

En resumen, Ecologistas en Acción demanda a la Consejería de Medio Ambiente:

- Una mayor transparencia en la gestión de la especie donde la información y el asesoramiento al sector ganadero sea una constante.

- La máxima agilización de las indemnizaciones por daños.

- El establecimiento de una línea de ayuda específica para el sector más afectado por la presencia estable o puntual de la especie para reducir el daño a la cabaña ganadera (zonificación en relación al área de distribución).

- Cumplimiento de los compromisos asumidos públicamente por la Junta de Andalucía en el Seminario Internacional sobre la Gestión y Conservación del Lobo en España (plan de reforzamiento poblacional, plan de recuperación en coordinación con Castilla-La Mancha, medidas para mejorar la permeabilidad de los vallados cinegéticos, etc.)




Visitantes conectados: 587