Empleo de artes ilegales de pesca en el Refugio de Fauna de Castrejón

El Embalse de Castrejón es un Espacio Natural Protegido de singular interés para la conservación de la Naturaleza en Castilla – La Mancha. Su catalogación como Refugio de Fauna y LIC/ZEPA de la Red Natura 2000 y su posición estratégica en el centro peninsular, hablan de este lugar como uno de los enclaves más importantes, señalados y preferidos por la ornitofauna acuática para el desarrollo de la invernada y la reproducción.

Simultáneamente, este entorno natural es objeto del disfrute de gran cantidad de ciudadanos que, legalmente y en pleno ejercicio de sus derechos, practican diferentes actividades al aire libre, tales como la pesca, la caza (fuera del ámbito de la demarcación del refugio de fauna y en épocas hábiles), el senderismo, el ciclismo y la observación de aves, por poner algunos ejemplos.

Pero existen ciertos usos, algunos de ellos ilegales como la pesca con trasmallos, que ponen en riesgo todos estos usos racionales y ordenados con el consecuente malestar de todos los usuarios que, hasta ahora, han ido ejerciendo un aprovechamiento más o menos racional de los recursos naturales en el entorno de Castrejón.

Durante los dos últimos años, pero con mayor intensidad durante los fines de semana de la primavera y el verano, proliferan en la zona grupos de pescadores ilegales (a menudo sin licencia de pesca ni documentación de ningún tipo) que practican de forma incontrolada y con gran asiduidad artes de pesca prohibidas, haciendo uso de trasmallos, pesca desde embarcaciones ilegales y en aguas prohibidas a la navegación.

Todo ello, además, en el interior de un Refugio de Fauna y generando molestias continuas a las colonias reproductoras de aves protegidas - garza real, garza imperial y martinete - que están asentadas en el Embalse de Castrejón.

Estas personas, generalmente de origen extranjero (Rumanía) y con domicilios en distintos puntos de España (Madrid, Salamanca, Toledo, Ávila…), no tienen ningún tipo de miramientos al respecto del vertido de basuras de todo tipo en el entorno de Castrejón. También, y según los propietarios de la zona, asaltan propiedades privadas (cobertizos, casetas de motores de bombeo, accesos a caminos privados, etc.), increpan a los guardas de las fincas, manipulan cancelas y candados, realizan fuegos incontrolados incluso en época de riesgo (a menudo en el interior del propio Refugio de Fauna y de las manchas de vegetación palustre donde se ubican las colonias reproductoras de aves acuáticas), destruyen la vegetación (retamares, enebrales y encinares fundamentalmente para hacer leña), y a menudo suponen (dado su frecuente estado de embriaguez) un peligro para el resto de ciudadanos que visitan la zona de forma pacífica. En ocasiones incluso, al apercibirse del incívico y vandálico comportamiento de estas personas, otros ciudadanos les han llegado a recriminar su actitud, generándose como consecuencia incidentes que afectan a la seguridad ciudadana y que impiden el disfrute ordenado y legal de los espacios naturales por parte del resto de los ciudadanos.

Esta situación supone además severos riesgos y contratiempos a los trabajos de investigación y conservación de la Naturaleza que Ecologistas en Acción realiza en estos predios, tales como el anillamiento científico de aves (tanto de ardeidas como de paseriformes) y el mantenimiento del entorno en unas condiciones de seguridad ambiental y salubridad mínimas. De hecho, Ecologistas en Acción ya ha sufrido (en varias ocasiones) el ataque vandálico a diferentes infraestructuras (cartelería, indicadores, baterías de redes de anillamiento científico, cobertizos para el almacenaje de material de trabajo, etc.) que mantiene en la zona para el desarrollo del Proyecto de Estudio, Conservación y Divulgación de la Naturaleza de Castrejón y su entorno, desarrollado en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural.

Durante las últimas dos semanas la situación ha ido empeorando y a instancias de nuestra asociación, el tema ya ha sido objeto de varias intervenciones por parte de efectivos de la Guardia Civil y del Cuerpo de Agentes Medioambientales de la Delegación Provincial de Medio Ambiente y Desarrollo Rural en Toledo, tramitándose por ambas autoridades múltiples denuncias y retirándose uno de los trasmallos continente de al menos 100 Kgs. (unos 75 ejemplares) de peces entre barbos, carpas y peces gato. Lamentablemente, y este es el hecho más grave, durante la tarde del domingo 7 de abril, se pudo comprobar definitivamente el abandono de varios nidos de Garza Real ; Igualmente puede haberse visto afectada una importante colonia de Martinete con no menos de 60 parejas de esta especie. Todo ello debido a las molestias continuas de estos individuos durante la última semana y en la zona más intrincada del Refugio de Fauna de Castrejón, donde hasta hace poco estos incidentes resultaban inéditos.

Por la urgente necesidad de poner freno a esta acuciante problemática Ecologistas en Acción ha solicitado la convocatoria urgente de una reunión a cuatro bandas (Subdelegación del Gobierno, Guardia Civil, Delegación Provincial de Medio Ambiente y Desarrollo Rural y Ecologistas en Acción de Toledo) para marcar las directrices de un PLAN DE ACCIÓN que nos ayude a controlar esta grave situación.

Desde Ecologistas en Acción se hace un llamamiento ciudadano a la observación de un comportamiento cívico y responsable en el uso y disfrute de los Espacios Naturales Protegidos y ruega a todos los usuarios se animen a denunciar estos casos para facilitar de este modo la labor de las autoridades competentes, a menudo desbordadas por situaciones como esta, pese a los grandes esfuerzos e implicación de sus efectivos disponibles en el desarrollo de mecanismos de control de las afecciones al medio ambiente por diferentes usos y prácticas ilegales. Asimismo, solicitamos a las administraciones competentes y a los Cuerpos de Seguridad del Estado una mejora en la dotación de medios humanos y materiales para el control de esta problemática, que abarca los ámbitos de la conservación ambiental y la seguridad ciudadana.