Denuncia del carril-bici de la Avenida Juan Carlos I

La denuncia, que es presentada esta mañana a las 9:00 h en el registro municipal, se fundamenta en que la supuesta vía ciclista de la Avenida Juan Carlos I constituye
un disparate desde el punto de vista técnico y supone un grave riesgo para la seguridad de la circulación de peatones, ciclistas y automóviles.

La vía ciclista se encuentra situada sobre el acerado, compartiendo el espacio con el peatón, sin una separación bien definida y ocupando, en los casos en que el
acerado se estrecha, la práctica totalidad del espacio reservado al peatón. Más allá, la percepción de la supuesta vía ciclista es imposible para deficientes visuales, al no
existir resaltes o cambios de pavimento. Esta situación genera un elevado riesgo para peatones y ciclistas, pues, teóricamente, las bicicletas podrían circular por
esta franja del acerado sin más limitación que el límite de velocidad urbano. Es decir, podríamos encontrarnos con bicicletas circulando a 30 km/h por mitad del
acerado. Además, la supuesta vía ciclista cuenta con multitud de irregularidades de diseño y señalización, entre las que destacan:

- No existe conexión de la supuesta vía ciclista con el viario normalen los puntos de inicio y finalización, de manera que no hay posibilidad de incorporarse a
los puntos de inicio de la supuesta vía ciclista ni desde ésta a la calzada en los puntos de finalización, obligando a realizar maniobras antirreglamentarias.

- Carece de cualquier tipo de señalización semafórica, vertical o marcas viales reglamentarias, que alerten a conductores, peatones y ciclistas. La
inexistencia de estas señales genera graves riesgos, especialmente de atropello a ciclistas en las intersecciones de la Avenida, ya que ni el conductor está alertado de la
existencia de pasos para ciclistas, en los que éstos tiene la preferencia, ni los ciclistas cuentan con semáforos que regulen su paso en las intersecciones reguladas
semafóricamente.

- La única señalización existente se limita a marcas viales antirreglamentarias(dibujos de bicicletas y líneas rojas de delimitación), al contradecir las
especificaciones y normas de señalización vial establecidas en el Reglamento General de Circulación.

- Las intersecciones de la Avenida no están resueltas, de manera que una bicicleta no puede girar a la izquierda, en ninguna de las intersecciones, desde la
supuesta vía ciclista.

- El carril se encuentra interrumpido en varios puntos por los propios edificios situados en la avenida, obligando al ciclista a invadir el acerado no delimitado
como acera-bici o bajar a la calzada.

Debido a todas estas deficiencias de diseño y seguridad, la existencia de la supuesta vía ciclista de la Avenida Juan Carlos I constituye una grave irresponsabilidad por
parte del Ayuntamiento de Cádiz, titular de la vía. Al igual que no se puede señalizar como autovía una carretera que no lo es, tampoco se puede señalizar
como vía ciclista un trazado que no cumple las características mínimas contempladas para este tipo de vías.

Por ello, Ecologistas en Acción exige, mediante la denuncia-intimación presentada la eliminación del actual trazado de la supuesta vía ciclista y la adaptación de la
avenida a la circulación de bicicletas, cumpliendo las normas y condiciones de diseño y señalización establecidas en la legislación de tráfico y apta para la circulación de
bicicletas en condiciones de seguridad.

Aunque estas consideraciones fueron transmitidas a los responsables municipales el pasado verano, éstos han hecho oidos sordos a las reclamaciones. Debido a ello, el
pasado noviembre, miembros de Ecologistas en Acción decidieron borrar con pintura los dibujos de bicicletas que identificaban la supuesta acera-bici,
para evitar así los riesgos que genera la disparatada vía. Por estos hechos, que fueron detenidos por la Policía Local, 6 miembros del colectivo han sido condenados,
por deslucimiento de bienes, a arresto domiciliario y trabajos comunitarios el pasado mes de diciembre. La sentencia se haya actualmente recurrida ante la Audiencia
Provincial.