Construyen un bloque de cinco plantas en Grazalema incumpliendo la normativa

No es la primera vez que esto ocurre, justificándose en el accidentado
relieve del pueblo, el Ayuntamiento vienen otorgando licencia claramente
ilegales a numerosa promociones que incumplen tanto el PGOU del municipio
como la Declaración de Impacto Ambiental, que especifican claramente que las
edificaciones deberán mantener la tipología de viviendas unifamiliares con
dos plantas como máximo. Si hace dos años Ecologistas en Acción denunció la
construcción de un edifico de siete plantas, lo que motivó la paralización
de las obras y la intervención de la Junta de Andalucía y de la fiscalía,
ahora, junto a ese edificio, en la calle Las Parras, se está levantando otra
mole de cinco plantas que supone en grave atentado a la tipología
tradicional de este emblemático pueblo blanco.

Ecologistas en Acción denuncia la connivencia de la Consejería de Medio
Ambiente con estas ilegalidades, aludiendo a “falta de competencias”. Elhecho es que la Delegada de esta Consejería y el Presidente de la Junta
Rectora paralizaron la Comisión que iba a realizar un informe sobre la
situación urbanística de los pueblos del Parque Natural. No quieren
investigar el urbanismo de este espacio protegido porque saben lo que está
ocurriendo y las responsabilidades que se podrían derivar de tantas
ilegalidades. Lo cierto es que estas actuaciones urbanísticas denunciadas
por Ecologistas en Acción vulneran también el Plan de Ordenación de Recursos
Naturales (PORN) y el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque
Natural, que incluyen como uno de sus objetivos fundamentales “El fomento de
la conservación de la tipología urbanística tradicional en los planeamientos
urbanísticos de los núcleos urbanos de cierto valor arquitectónico o
declarados conjunto histórico-artístico”. El casco urbano de Grazalema fue
declarado Conjunto Histórico el 29 de noviembre de 1982. En la denuncia
presentada le recordamos al Presidente de la Junta Rectora que el art. 2 del
Decreto 239/1997 que “Las Juntas Rectoras tendrán funciones de control,
vigilancia y participación y, así mismo, velarán por el cumplimiento de la
normativa reguladora del Parque Natural, propondrán normas para una eficaz
defensa de sus valores ecológicos, promoverán el desarrollo sostenible tanto
en el interior como en el entorno del Parque Natural y realizarán cuantas
gestiones estimen positivas y necesarias para el espacio natural...” Pero el
sr. Antonio Perales no hace nada por hacer cumplir la legalidad en este
Parque Natural e ignora nuestras denuncias, a las que nunca contesta,
convirtiéndose así en corresponsable de estas ilegalidades.

Por todo ello hemos demandado la paralización inmediata de las obras y que
se inicien los trámites de revisión de oficio de la licencia por ser
contraria a la normativa legal existen.