El MMA reconsidera su intención de cometer un atentado ecológico en el río Castril

El Ministerio de Medio Ambiente (MMA) está reconsiderando el trasvase de aguas del río Castril a Baza y ha suspendido, las expropiaciones forzosas que tenía previstas.

En el BOE 117 de 14 de mayo dice textualmente “La convocatoria del levantamiento de las actas previas a la ocupación, y, si procediera, actas de ocupación de las fincas afectadas, queda aplazada hasta nuevo anuncio”

Esta convocatoria para la expropiación apareció en el BOE de 11 de marzo y desde entonces han ocurrido varias cosas importantes que pueden haber influido en esta decisión.

Los tubos antes de llegar al municipio de Cortes de Baza

Por una parte ha habido una fuerte oposición de miles de personas que se consideran afectadas por una obra innecesaria. También el Ayuntamiento de Cortes de Baza ha solicitado la declaración de Corredor Ecológico para el tramo del río Castril que atraviesa su término y que se vería seriamente afectado por la detracción de aguas prevista.
Además, se ha denunciado que resulta escandaloso que mientras se pretende destrozar el río Castril para dar agua a Baza, “que no tiene para beber”, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir está autorizando alegremente concesiones de miles de metros cúbicos del acuífero -que se supone agotado para consumo humano- para riego de olivos y almendros.

Cerrada del Castril: Lugar cercano a la toma de aguas

Lo que clama al cielo es que el municipio de Zújar, uno de los beneficiarios del trasvase, pues “no tiene agua para beber”, presenta a primeros de abril el proyecto para la construcción del complejo residencial de un campo de golf en el municipio que supondría una inversión de 228 millones de euros. “El proyecto arquitectónico supondrá la creación de 450 viviendas y 50 alojamientos en cuevas. La edificación conllevará la realización de un hotel restaurante de cuatro estrellas, un aparta-hotel, un club de golf, apartamentos, torres y un club de golf. Y en una fase posterior, un club de tenis, uno náutico y un centro comercial. También un vivero botánico y un quiosco. En la última fase se construirán un embarcadero, un spa y unas cuadras”.

Ante estos hechos es lógico pensar que en el Ministerio de Medio Ambiente se estén replanteando “la emergencia” de unas obras inútiles y dañinas para el medio ambiente, como son estas Obras de emergencia para la conducción de abastecimiento a Baza desde el embalse del Portillo. Términos municipales de Castril, Cortes de Baza, Benamaurel, Baza y Zújar (Granada) y por las que Ecologistas en Acción denunció a la anterior Ministra de Medio Ambiente ante la Fiscalía.

Esperamos que esta paralización sea el principio del fin de las amenazas que durante siglos se ciernen sobre el río Castril para especular con sus aguas y sea el primer paso para darle una figura de protección que impida para siempre situaciones tan esperpénticas como la que sufrimos.




Visitantes conectados: 645