La Consejería de Medio Ambiente autoriza en Arcos otro campo de golf

La Consejería de Medio Ambiente ha concedido a la promotora NOVATERRA RESORT SERVICES, S.L. la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) positiva para la construcción de un campo de golf y otro de polo en una finca de Arcos ocupada por la Junta de Andalucía para repoblarla al haberse talado ilegalmente 9.600 alcornoques, y sobre la que existe la obligación legal de devolverse a su estado forestal originario.

En agosto de 1986 maquinaria pesada procedió a la tala masiva de la finca El Alcornocal o Aguadulce, en el término municipal de Arcos de la Frontera. 9.600 grandes árboles, sobre todo alcornoques, pero también pinos piñoneros y acebuches, fueron talados con la finalidad de convertir las 140 hectáreas de esta finca en terreno agrícola. Pronto los cultivos de zanahorias sustituyeron a los alcornoques, regados de forma ilegal con pozos abiertos sin autorización. El escándalo fue tal que la Junta de Andalucía por vez primera abrió un expediente sancionador que se resolvió con la imposición al propietario, Eduardo Rodríguez Peña, de una multa de diez millones de pesetas –que nunca se pagó- y la obligación de restaurar el bosque talado. Ecologistas en Acción ocupó varia veces la finca, procediendo a arrancar las zanahorias y replantar alcornoques. Por fin, en enero de 1994 la finca fue ocupada por la Junta de Andalucía al incumplir el propietario la obligación restaurar el bosque de alcornoques. La Junta procedió a repoblar la finca con pinos, asegurando que era un paso intermedio a la replantación de los alcornoques, aunque, de forma incomprensible, permitió al propietario cultivar fresas en invernadero en una parte de la finca talada.

Ahora, Ecologistas en Acción ha tenido acceso a una DIA firmada el pasado 8 de abril por la delegada de la Consejería de Medio Ambiente Gemma Araujo, por la que se autoriza un proyecto promovido por la empresa Novaterra Resort Service S.L. consistente en la construcción de un campo de golf de 18 hoyos y otro de polo, ocupando la totalidad de la zona talada ilegalmente. Así las cosas, esta finca podría terminar siendo recalificada por el Ayuntamiento de Arcos para la construcción de una urbanización.

La DIA establece que el proyecto deportivo se abastecerá con agua de la EDAR de Arcos, lo que se considera poco probable, ya que ésta tiene sólo un tratamiento secundario de las aguas, insuficiente para una reutilización aceptable del riego del campo de golf. Si se tiene en cuenta que la finca está sobre un importante acuífero, del que se abastece la población de Arcos, nos tememos que sea regado de forma ilegal con agua del acuífero. Cuando Ecologistas en Acción ha solicitado a la Agencia Andaluza del Agua información sobre el tipo de agua de riego que se utiliza el campo de golf de Fain, el único existente en Arcos, no hemos tenido contestación. Se estima que el consumo de estos dos campos de golf sería el mismo que el consumo humano de toda la población de Arcos, lo que va completamente en contra del desarrollo sostenible tan pregonado por nuestras autoridades. Arcos cada día tiene menos agua potable para sus habitantes.

Si el proyecto se llevará a cabo, además del bosque de pinos y alcornoques que existía en la finca y de la repoblación efectuada, podrían desaparecer especies de la flora y fauna protegidas por la Ley 8/2003 de 28 de Octubre. Esta finca es el hábitat de aves como águilas culebreras o calzadas, milanos, cuervos, lechuzas, cernícalos, alondras; mamíferos como jinetas, tejones, comadrejas, meloncillos o turones; reptiles como lagartos ocelados, lagartija ibérica, culebras bastardas, de herradura o de escalera; anfibios como sapos, ranas, gallipatos, salamandras.

La gravedad de esta autorización aumenta si se tiene en cuenta que en dicha DIA ni se mencionan los antecedentes de esta finca, ni la obligación legal que existe de restaurar el bosque primitivo, ni su carácter forestal, nada de nada, es como si hubieran autorizado construir un campo de golf y otro de polo sobre un terreno baldío.

Ecologistas en Acción ha solicitado a la Consejería de Medio Ambiente acceder al expediente de la tala ilegal y de la ocupación de la finca, así como copia del plan técnico de regeneración forestal y del proyecto que se pretende ejecutar en la finca, que consideramos totalmente ilegal. También nos hemos personado en el expediente abierto en el Ayuntamiento de Arcos.

Ecologistas en Acción anuncia que emprenderá acciones legales contra los que permitan un proyecto deportivo-residencial en una finca en la que existe la obligación de repoblar con alcornoques que fueron talados ilegalmente.