Aprobación de la Carta de las Montañas

Coincidiendo con la celebración en 2002 del “Año Internacional de las Montañas” el Ministerio de Medio Ambiente se comprometió a la elaboración de la Carta de las Montañas, cuyo borrador se encuentra todavía pendiente de finalizar y aprobar debido al desinterés de la anterior Ministra de Medio Ambiente.

Las montañas y tierras altas, por encima de mil metros de altitud, ocupan aproximadamente un 20 por ciento de la superficie de nuestro país, siendo España el segundo país más montañoso de Europa, después de Suiza. Las montañas han pasado en pocas décadas de ser áreas marginadas, a convertirse en el centro de múltiples intereses, especialmente de actividades de ocio o recreativas. El crecimiento urbanístico en valles y laderas; las muy impactantes estaciones de esquí, incluso en zonas donde prácticamente no nieva pero que se mantienen con fondos públicos; algunos deportes de montaña poco respetuosos; la construcción de funiculares, remontes e incluso hoteles de montaña para fomentar un turismo masivo, la construcción de embalses en los valles más valiosos; y la construcción de algunas carreteras son solo parte de las muchas amenazas que sufren las montañas.

Ante esta situación, la Asamblea de las Naciones Unidas declaró 2002 como “Año Internacional de las Montañas”, con el objeto de promover un amplio debate técnico y social que arrojara luz acerca de los mecanismos más idóneos para conjugar conservación y desarrollo en las áreas de montaña, y evitar así los graves problemas vinculados a la degradación de sus ecosistemas, y que en muchos casos entroncan también con una calidad de vida insuficiente para sus pobladores humanos.

En el Estado español, este año internacional tuvo como principal compromiso la elaboración de la mencionada Carta de las Montañas, que pese a haber transcurrido dos años desde su inicio todavía no ha sido aprobada, algo que no sorprende si tenemos que históricamente las administraciones, incluso las ambientales, han demostrado un escasísimo interés por la conservación de las montañas, e incluso por sus habitantes.

Por ello, Ecologistas en Acción considera que el Ministerio de Medio Ambiente debería prestar especial atención a las montañas, aprobando en primer lugar la Carta de las Montañas, otorgando mayor protección a los principales sistemas montañosos, especialmente con la ampliación de las zonas de montaña incluidas en la Red de Parques Nacionales, y frenando el elevado número de proyectos de instalación o ampliación de estaciones de esquí.


agosto de 2017 :

julio de 2017 | septiembre de 2017



Visitantes conectados: 411