La CHG no puede autorizar nuevos regadios

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir está permitiendo que la gente piense que van a obtener la concesión de aguas, cuando desde hace tres años hay un informe negativo por incompatibilidad con el Plan de Cuenca.

Así lo ha hecho público la CHG en una nota de prensa donde anuncia no otorgar nuevas concesiones de riego con carácter general en toda la cuenca

Dice el organismo de cuenca que los estudios que está llevando a cabo la Oficina de Planificación Hidrológica de la CHG con motivo de la implantación de la Directiva Marco de Aguas y la redacción del nuevo Plan Hidrológico de Cuenca, ponen de manifiesto que las posibilidades de incremento de las demandas en el Guadalquivir son prácticamente inexistentes.

A todo esto, Feragua (Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía) espera que se paralicen todas las nuevas iniciativas de riego que existen en el ámbito de la cuenca. Precisamente su Secretario General, Pedro Parias, dice que el compromiso de frenar los nuevos regadíos ya se acordó en una junta de gobierno de la Confederación del año 2005, por lo que esta asociación espera que esta vez vaya en serio, ya que se habla de un déficit en la cuenca de 415 hm3, lo que le confiere una alta vulnerabilidad frente a las sequías.

Todo el mundo se pregunta por qué no aparece el Informe de Compatibilidad con el Plan Hidrológico de Cuenca, -emitido con valoración negativa en junio de 2005- que es preceptivo, según el Reglamento de Dominio Público Hidráulico, Art. 76 y 108, y que es necesario para la Evaluación de Impacto Ambiental que requiere ese Proyecto.

En septiembre de 2005 ya el Sr. López Martos informa al Alcalde de Castril, para que “evite incurrir en afirmaciones falsas y en juicios de valor asimismo equivocados”, que las hectáreas que se pueden ampliar sólo son 209, a tenor de la legislación existente.

Lo que no se entiende es cómo sabiéndolo desde el año 2005, se ha estado engañando a la población de Castril prometiéndoles unas aguas que nunca van a ver, tal y como decidió hace tres años -y ahora lo ratifican- la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Alguien de alguna administración local, autonómica o nacional debería explicar estos hechos a los castrileños y desvelar los intereses que se esconden al ligar la aprobación de este proyecto con el ilegal trasvase de agua a Baza.




Visitantes conectados: 392