La Mina de las Cruces vacia el acuífero Niebla-Posadas

La Mina de las Cruces está vaciando literalmente el acuífero Niebla-Posadas. Millones de litros de la reserva de agua subterránea que garantiza el suministro al Aljarafe y al área metropolitana de Sevilla en tiempos de sequía están siendo vertidos, con nocturnidad y alevosía, a los arroyos que rodean al complejo minero y a decenas de balsas ilegales que la propia mina ha construido para este fin.

Hace varios meses que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) detectó que el sistema de protección (drenaje-inyección) del acuífero Niebla-Posadas no funcionaba, ya que estaba perdiendo agua continuamente. Durante meses la empresa Cobre Las Cruces (CLC) no atendió a los múltiples requerimientos que le hizo la CHG y siguió incumpliendo de manera reiterada y flagrante las condiciones que se impusieron a la mina para proteger el acuífero.

Finalmente, el pasado 12 de mayo la CHG resolvió suspender la autorización del sistema de drenaje-inyección por incumplimiento reiterado de hasta 8 condiciones, que son:
- Trabajaron durante meses sin la obligada presencia continuada en la obra de un hidrogeólogo residente que garantice el cumplimiento de la autorización
- Se modificaron constantemente, sin autorización, los sectores de inyección de las aguas, afectando a la calidad de las mismas.
- Hasta la fecha no existe un Plan de Contingencias aprobado por la CHG que garantice la solución de problemas ante roturas y que evite la afección a pozos vecinos existentes con anterioridad a la mina.
- Se modificó, sin autorización, todo el modelo matemático del sistema. Y además, este nuevo modelo tampoco funciona.
- Se obstaculizó a la CHG el correcto precintado de los sistemas de medición de las aguas que se extraen y que se inyectan en el acuífero. Este precintado es el que garantiza que los medidores no pueden ser manipulados por la empresa.
- A pesar de ello, a principios de abril de 2008, ya eran 75 millones de litros de agua los que la CHG había detectado que se habían perdido del acuífero.
- Se inyectaron en el acuífero aguas contaminadas de pozos ilegales realizados en el fondo de la mina.
- Varios pozos vecinos se han convertido en surgentes, es decir, escupen y pierden agua por culpa de las afecciones de la mina al acuífero.

A pesar de todos estos incumplimientos, los Jefes de Servicio y Departamento de Minas de Sevilla, José Antonio Vega y Juan Manuel Revilla, diseñaron una resolución de suspensión de los trabajos en el fondo de la mina que favorece los intereses de Cobre Las Cruces y desprecia los intereses de conservación del acuífero. En aras de una supuesta seguridad minera que hasta la fecha no han garantizado (los taludes se desplomaron en abril), han permitido a la mina seguir trabajando sin parar el sistema de drenaje-inyección, es decir, permiten a la mina incumplir la paralización de la CHG, aunque se siga perdiendo agua del acuífero y vertiéndose a los arroyos colindantes. Además permiten a la mina realizar una ampliación de la corta que sin duda aumenta el riesgo para el acuífero.

Ecologistas en Acción estima que desde hace un año el acuífero Niebla-Posadas habrá perdido unos 3000 millones de litros de agua, lo que supone la tercera parte de las reservas de EMASESA en este acuífero, que debían servir para salvaguardar situaciones de sequía similares a las del periodo 92-95.

Ante esta gravísima situación, la CHG, para defender los intereses generales que tiene encomendados respecto a un bien público y escaso como es el agua subterránea del acuífero Niebla-Posadas, no tiene otro camino que decretar el sellado completo y efectivo del acuífero en el fondo de la mina para evitar que la corta se inunde y la paralización completa de todos los trabajos mineros en la corta, hasta que la empresa Cobre Las Cruces deje de intentar engañar a todos los andaluces y presente una solución verdadera a los problemas que ella misma ha creado.

Foto situación de la corta con fecha 28 de Junio


octubre de 2017 :

Nada para este mes

septiembre de 2017 | noviembre de 2017