Restringido el tráfico en el Paraje Natural de Cerro Gordo

Ecologistas en Acción lamenta que la Junta haya tardado seis años en aplicar la Ley en la Playa de Cantarriján.

Desde el año 2002 debería haberse regulado el tráfico en el Paraje Natural como hace años se viene haciendo en la parte malagueña.

Estamos hablando de una Zona de Especial interés Para las Aves (ZEPA), de un Lugar de Interés Comunitario (LIC) y de una Zona Especialmente Protegida de Interés para el Mediterráneo (ZEPIM), por sus enormes valores ambientales.

Esto quiere decir que es una zona única en España y las administraciones están obligadas, por mandato constitucional, a velar por su protección.
El trasiego de coches, a su bola, causa un daño irreparable, al mismo tiempo que supone un peligro para las personas en caso de emergencia.

No entendemos las quejas, ya que la playa va a ganar en calidad, los chiringuitos no van a tener ningún problema para bajar sus mercancías en vehículos, y las personas, o bien bajan andando o usando un servicio de lanzadera que ya existe en la vertiente malagueña desde hace años y nadie se ha rasgado las vestiduras.

A la larga esta decisión será beneficiosa para todos, chiringuitos, usuarios y el medio natural, que ganará más y aumentará su valor y su atractivo.

Felicitamos a la Delegación de Medio Ambiente por haber aplicado, por fin, la resolución de 30 de julio de 2002 de la Dirección General de la Red de Espacios Naturales, en el sentido de restringir el tráfico rodado por sus potenciales peligros para este valioso enclave natural.