La Comisión Europea sorprendida por las declaraciones del alcalde de Béjar

De cerrarse la Queja, se hará por motivos procedimentales, al terminar su íter legal, y se hará con informe que recogerá una seria crítica hacia las autoridades implicadas por su proceder con las obras de “La Covatilla”

Tras la vista de la Comisión Europea (Sección de Infracciones) el pasado día 22 de mayo a Salamanca y a Béjar, Ecologistas en Acción de Salamanca muestra su estupefacción ante alguna de las informaciones publicadas.

Entre las conclusiones que se podían leer en algún medio de comunicación, no sin sorpresa, se encontraban, por ejemplo, que las denuncias de esta asociación eran falsas o que la Comisión de la UE había decidido archivar la Queja presentada porque las obras en “La Covatilla” se consideraban ajustadas al Derecho Comunitario.

Ecologistas en Acción de Salamanca se ha puesto en contacto de nuevo con la Unidad de Infracciones para hacerles partícipes de esta situación alejada de los criterios de veracidad y pluralidad informativa, y corrobora que en ningún momento la Comisión Europea ha declarado que las denuncias de Ecologistas en Acción sean falsas sino que, por el contrario, dice “estar al tanto del panorama rosado de que se ha teñido parte de la prensa local en base a las declaraciones del Alcalde de Béjar”. Por todo ello, Ecologistas en Acción Salamanca exige al Alcalde Cipriano González a explicar urgentemente el sentido de sus palabras, recogidas en algunos periódicos salmantinos.

“Hemos tenido que volver a entregar información a la Unidad de Infracciones de la Comisión Europea ante la sorpresa de las palabras puestas en la boca de Julio García Burgués, jefe de la expedición de Bruselas, por parte, al parecer, de Cipriano González y la contestación es rotunda en su extrañeza, pues se ratifican en el malestar con las autoridades de la Junta de Castilla y León por el proceder oscuro en este lastimoso trámite de las obras irregularidades de La Covatilla”, han declarado desde Ecologistas en Acción de Salamanca.

A mayor abundamiento, la Comisión Europea ha comunicado a la asociación ecologista que: “mantenemos nuestra idea de un cierre de Queja crítico con las autoridades”, lo que, en cualquier caso, es una buena conclusión para la Sierra de Béjar-Candelario y los vecinos de la Comarca que se muestran a favor de la declaración de la zona como Parque Natural, ya que entre la Declaración de Impacto Ambiental recientemente publicada, y los informes europeos, se impide cualquier ampliación legal de La Covatilla por Candelario y por Gredos, terrenos por otra parte blindados por la Red Natura 2000 y la Ley estatal de Biodiversidad. “Cipriano González debe explicar urgentemente por qué no comunicó esto a la prensa siendo una buena noticia para la comarca”, añaden en Ecologistas en Acción.

Por todo ello, a falta de que se publique el informe que corrobore la información que Ecologistas en Acción Salamanca por medio de este comunicado aporta, y que será hecho público en cuanto llegue a sus oficinas, las conclusiones que la Comisión Europea ha podido sacar sobre su visita a la estación de esquí y posterior reunión con esta asociación, con la Plataforma del Parque Natural de Candelario y otros representantes de la zona de Gredos, toda vez que específicamente esta asociación ha tenido que volver a ponerse en contacto con los miembros de la misma para conocer su opinión, son las siguientes:

  1. La Comisión Europea ha podido constatar la confusión permanente en la tramitación del expediente por parte de las entidades responsables, a saber, empresa gestora y promotora Gecobesa y el Ayuntamiento de Béjar, así como la competente ambiental, la Consejera de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Mª Jesús Ruiz. Ése fue el motivo de su desplazamiento hasta Salamanca y la Sierra de Béjar Candelario.
  2. La Comisión ha dado su autorización a Ecologistas en Acción Salamanca para que, en su nombre (con Julio García al frente de la responsabilidad de la Unidad de Infracciones de la Comisión) transmita el malestar sentido tras la visita, incrementado por las escasas y dudosas explicaciones recibidas a lo largo de estos años por parte de las entidades responsables en las reuniones previas, acerca de la existencia o no de las obras.
  3. La Comisión ha constatado que una buena parte de las obras de La Covatilla se han realizado al margen de la legislación medioambiental, tal y como ha defendido Ecologistas en Acción Salamanca en la Queja, pero que el hecho de la actual existencia de una Declaración de Impacto Ambiental que las legaliza podría conducir a un archivo de la misma pues no estima que pudiera derivarse sanción económica al Reino de España.