Doscientas personas se concentraron en el Carril de San Diego

Convocada por Aula Gerión, Ecologistas en Acción y Federación de AA.VV. Guadalquivir, en la tarde del pasado miércoles, 23 de julio, se celebró una concentración ciudadana para protestar por el lamentable estado de abandono en que se encuentra una antigua casa protegida, ubicada en el Carril de San Diego nº 20, que es un significativo ejemplo de la arquitectura civil sanluqueña del siglo XVII. Además de pidió públicamente al Ayuntamiento que reabra al tráfico esta céntrica calle, la cual lleva más de un año cortada con motivo del apuntalamiento y vallado de la casa.

Una representante del Aula Gerión leyó un comunicado suscrito por esta asociación y por Ecologistas en Acción, donde se resaltó que la situación en que se encuentra este inmueble y su entorno “es totalmente vergonzosa e inadmisible”. Por su parte, el presidente de la Federación de AA.VV. Guadalquivir, hizo hincapié en los graves riesgos que supone para los ciudadanos el peligroso estado en que se encuentra actualmente este inmueble.

En el comunicado emitido se expresa que esta casa del Carril de San Diego, como la casa Arizón, es “otro símbolo de la dejadez absoluta que están sufriendo los bienes culturales de Sanlúcar por parte del actual equipo de gobierno PSOE-CIS, cuya política patrimonial está siendo nula, de manera que se está igualando al nivel cicatero y la feroz política destructiva llevada a cabo por los anteriores gobiernos municipales del PP”.

Asimismo, se manifestó que “la actual Alcaldesa, Irene García, no ha cumplido ningún compromiso de los prometidos durante la campaña electoral respecto al Patrimonio Histórico, por lo que una buena parte de la ciudadanía se siente engañada”.

También se exigieron una serie de reivindicaciones, como el cumplimiento de la normativa vigente en el PGOU respecto a al Patrimonio Histórico; que el Ayuntamiento cumpla la ley y sancione al propietario de la casa del Carril de San Diego, nº 20, por el abandono al que viene sometiendo a este inmueble histórico durante varios años; que el Ayuntamiento inste al propietario para que inicie las obras de rehabilitación en el plazo de un mes; y que, en caso de no iniciarse las obras, las ejecute la Gerencia de Urbanismo de forma subsidiaria asumiendo su responsabilidad pública.

De igual modo, se exigió que se siga este mismo procedimiento con carácter de urgencia para el resto de los muchos edificios abandonados que existen actualmente en Sanlúcar; que se abra al tráfico el Carril de San Diego de forma inmediata; que se amplíe y revise el deficiente Catálogo de Edificio Protegidos; y que se redacte un Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico para preservar el escaso legado cultural que ha dejado la política destructiva de los últimos años. Por último se pidió al Ayuntamiento soluciones urgentes a todos estos problemas.

En los próximos días se remitirá al Ayuntamiento todas estas reivindicaciones junto a las firmas de los ciudadanos adheridos.