Zapatero atacará el entorno y no solucionará la crisis

Todas las versiones de este artículo: [Castellano] [Français]

El Gobierno de Zapatero quiere poner en marcha una serie de medidas, como la agilización de los estudios de impacto ambiental y la eliminación del impuesto de patrimonio. Estas medidas van a generar importantes impactos en el entorno al agilizar puesta en marcha de varios proyectos de obra pública y revitalizar la construcción urbanística.

El Gobierno acaba de aprobar un paquete de medidas para luchar contra la crisis económica de carácter fuertemente insostenible. La rueda de prensa de Zapatero de hoy detalla algo más lo que había venido apareciendo en los medios de comunicación en los últimos días, y que ya fue criticado por Ecologistas en Acción.

Ecologistas en Acción considera un tremendo error la esencia de estas medidas: sacrificar el medio ambiente para intentar mantener el crecimiento a costa de cualquier cosa. En lugar de ello lo que debería hacer es acoplar nuestra economía para vivir mejor con menos, y no cada vez peor con más, como nos está ocurriendo.

En concreto, para la organización ecologista, la propuesta de agilizar las declaraciones de impacto ambiental haciendo que pasen de unos 600 días de media a unos 200 o 300 es tremendamente negativa, ya que va a significar que la participación pública se va a ver dificultada. Lo que se busca es obtener más declaraciones de impacto ambiental positivas en menos tiempo, para agilizar la obra pública. Es decir, que va a importar todavía menos el entorno.

El Presidente del Gobierno ha detallado a que se refiere con obra pública, incluyendo la construcción de infraestructuras de transporte e instalaciones energéticas.

Esto va a suponer un empujón al insostenible Plan Estratégico de Infraestructuras de Transporte (PEIT), que prevé la construcción en zonas de la Red Natura 2000. En concreto Ecologistas en Acción señala las 10 infraestructuras incluidas en el PEIT con mayor impacto sobre la Red Natura 2000 y que se verán aceleradas por este Gobierno:

1.Autovía A43 Puertollano-Mérida.

2.Autovía Toledo-Ciudad Real-Córdoba.

3.Autovía Linares-Albacete.

4.Autovía ruta de la plata A66 de Gijón a Sevilla.

5.Autovía A48 Costa de la Luz (Cádiz-Algeciras).

6.Autovía Cuenca-Teruel.

7.Autovía IV Centenario (Ciudad Real-Valencia).

8.Linea de Alta Velocidad Madrid-Extremadura.

9.Ampliación del Puerto Norte de Valencia.

10.Puerto de Granadilla (Tenerife).

La agilización de los trámites de evaluación de impacto ambiental en instalaciones energéticas van a implicar que, por ejemplo, la refinería que está en proyecto de construcción en Tierra de Barros (Badajoz), y que tiene un importantísimo impacto ambiental y contestación social, se vean acelerados.

La segunda medida que Ecologistas en Acción condena con más firmeza es la eliminación del impuesto de patrimonio, por lo que va a implicar de revitalización del sector de la construcción, responsable de la fuerte degradación del territorio que ha sufrido nuestro estado en los últimos años.

Ecologistas en Acción considera positivas otras serie de medidas, como el dinero inyectado en reahilitación de viviendas para hacerlas más eficientes o los programas de ahorro energético. Sin embargo estas medidas se verán desbordadas por el tremendo gasto energético que va a suponer el aumento del transporte como consecuencia del PEIT.

Para la organización ecologista es suicida mantener la obsesión por el crecimiento en un mundo limitado. Desde esta perspectiva las medidas del Gobierno no van a parar la verdadera crisis en la que estamos: la socioambiental, sino que la van a profundizar.