El Programa de Lucha contra la Desertificación es insuficiente

Ecologistas en Acción valora positivamente la aprobación por parte del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino del Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación, pero considera que esto se produce con 10 años de retraso y que su contenido es muy insuficiente al no incorporar la pérdida de suelo fértil provocado por el desarrollo urbanístico y la construcción de infraestructuras de transporte.

La aprobación de este Programa ha sido largamente reivindicada por Ecologistas en Acción en la última década, especialmente con motivo de la celebración, el año pasado en Madrid, de la Octava Conferencia Mundial de Desertificación, pero en estos años también se ha reivindicado que dicho Plan supusiese una auténtica estrategia que incorporase todas las causas de desertificación en nuestro país así como medidas para priorizar la lucha contra la misma. Sin embargo el Plan aprobado ayer por el Ministerio de Medio Ambiente no ha incorporado esta reivindicación.

Para Ecologistas en Acción este Programa no recoge como debería las causas de desertificación ligadas a la pérdida de suelo fértil debido a los procesos urbanísticos y la construcción de infraestructuras de transporte especialmente, y centra sus actuaciones en la lucha contra la erosión básicamente en tres sectores o campos de actividad: la agricultura, la política forestal, y la política de aguas.

En el Estado español, los principales problemas de erosión del suelo se localizan en áreas agrícolas, por la utilización de prácticas inapropiadas, como la roturación de zonas marginales en áreas de piedemonte, sobre materiales sueltos y altas pendientes, donde las subvenciones europeas han promovido la expansión de cultivos como olivos y almendros en zonas totalmente inadecuadas. La erosión también se debe a la proliferación de grandes extensiones de invernaderos en las sierras costeras del Levante donde, junto a otros impactos como la ocupación de hábitats naturales, se producen activos procesos de erosión y grandes movimientos de tierra, en ocasiones similares a los requeridos por las canteras. Pero estos problemas apenas han suscitado preocupación en las administraciones y el PAND no incluye medidas contra estas actividades.

Pero mas grave aún, según Ecologistas en Acción, es que en realidad los principales problemas de desertificación –entendida como pérdida de potencialidad y productividad de la tierra, y en particular como pérdida de suelo fértil– se deben a procesos diferentes a la erosión. Éstos son la pérdida irreversible del suelo fértil por su urbanización y por la construcción de infraestructuras. A pesar de su enorme repercusión las administraciones no les prestan la atención que requieren. Así, por ejemplo, resulta llamativa y contradictoria la aparente preocupación por la posible erosión en zonas de baja calidad agrícola, cuando los suelos realmente fértiles de los valles agrícolas están desapareciendo irreversiblemente y de forma acelerada con la fiebre de recalificaciones y autovías.

La urbanización y la construcción son las principales causas de destrucción y transformación irreversible del territorio, incluyendo las áreas de suelo fértil. Ya en 1992, el español era el Estado europeo más afectado por la pérdida irreversible de suelo fértil por urbanización. Además, España es el país donde estos suelos fértiles y de alto valor agrícola son más escasos y donde la tasa anual de pérdida por urbanización es mayor, lo que agrava aún más las consecuencias de esa pérdida irreversible.

Por todo ello, Ecologistas en Acción seguirá trabajando para lograr que se reconozca la necesidad de ampliar las medidas de lucha contra la desertificación.