Protesta en el salón de Plenos del Ayuntamiento

Ecologistas en Acción mostró carteles en la sala de Plenos del Ayuntamiento de Arcos oponiéndose a la aprobación del Plan Especial para urbanizar una finca de alto valor ecológico y expresaron en la sala su opinión.

Uno de los ecologistas levantó la voz ante el pleno municipal, que aprobó por mayoría socialista un Plan Especial para la urbanización de la finca, señalando que ningún campo de golf es ecológico y sostenible, que el nuevo campo de golf es además un atropello legal y ambiental, ya que no se ha cumplido la legislación forestal que obligaba a replantar de alcornoques esta finca talada ilegalmente. Al mismo tiempo les recordó a los socialistas que deberían de ser ellos los defensores de la legalidad y no sólo los ecologistas. La Alcaldesa le contestó indicando que había un período de alegaciones.

La gravedad de las diferentes autorizaciones administrativas que se están concediendo para construir este complejo turístico aumentan si se tiene en cuenta que ni en la DIA (Declaración de Impacto Ambiental), ni en el Plan Especial, aprobado en pleno por mayoría socialista, se mencionan los antecedentes de esta finca, ni la obligación legal que existe de restaurar el bosque primitivo, ni su carácter forestal intocable, ni que fue ocupada por la Junta al no realizar el propietario la repoblación a la que obliga la ley, ni su riqueza en fauna y flora protegidas..., nada de nada; es como si hubieran autorizado construir un campo de golf y otro de polo sobre un terreno sin ningún valor ecológico. Es lo que “olvidan”, entre otras cosas, los técnicos que firman la documentación existente. “Deberían informarse mejor”.

La DIA y el Plan Especial establecen que el proyecto deportivo se abastecerá con agua de la EDAR de Arcos. Es de resaltar que Ecologistas en Acción no ha recibido aún información escrita de la Agencia Andaluza del Agua (AAA) sobre el tipo de agua de riego que utiliza el otro campo de golf “Arcos Gardens”, ya en funcionamiento. Dicen y dicen, “nos lo vamos a creer”, que los campos de golf sólo utilizarán agua depurada para el riego y nunca la de los pozos existentes; pero si dos campos de golf consumen como toda la población de Arcos, toda el agua depurada, la que pagan los arcenses, se la llevarán estas empresas privadas y no habrá agua depurada para regar nuestros jardines y calles, nuestros campos, para la mejora del caudal ecológico del río, para negocios turísticos o de otra índole....

Técnicamente va a ser muy difícil regar dos campos de golf con el agua de la EDAR de Arcos. ¿Arcos depurará sólo para la “aristrocracia golfista” y los arcenses, algo mas pobres, la pagarán en el recibo del agua?