Vertido de hidrocarburos llega a Cabo de Gata

Manchas de hidrocarburos han llegado a las costas del Parque Natural de Cabo de Gata, procedentes de alguna embarcación que navegaba frente a este espacio natural, y aunque se ha reaccionado rápido por parte de la administración ambiental, para Ecologistas en Acción no es suficiente, sino que hay que investigar quienes son los autores de los hechos y que se les sancionen.

El 30 por ciento del comercio marítimo mundial (PNUMA, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), entre el 20 y el 25 por ciento del tráfico petrolífero y el 20 por ciento de los cruceros se realiza en el mar Mediterráneo y frente a la costa de cabo de Gata se encuentra la tercera zona de mayor densidad de tráfico marítimo de las costas españolas, estimándose unos 35.000 tránsitos, por detrás del Estrecho de Gibraltar y de Finisterre.

El peligro procede del 10 % del petróleo que hay en el mar procedente de vertidos, entre 100 y 150 mil Toneladas, que es arrojado al mar deliberadamente debido a la actividad de los barcos. Siendo el 22 % procede de descargas de petroleros.

En el 2005 se aprobó un nuevo Dispositivo de Separación de Tráfico de Buques en cabo de Gata y que se situaba más alejado de la costa, entre 17 y 21 millas al sur. Ésta medida supuso traer soluciones para los caladeros de pesca que hasta ese momento se veían afectados por el enorme tráfico marítimo y alejaba peligros para la costa, pero no es suficiente sino se dispone de un efectivo control de la actividad de las embarcaciones.

El Convenio Internacional para la Prevención de la Contaminación por los Buques, 1973, en su forma enmendada por el Protocolo de 1978 (MARPOL 73/78), es la normativa internacional que regula la minimización y eliminación de la contaminación procedente de los buques y en su “Anexo I: Hidrocarburos,…… establece reglas sobre equipos y descargas, concernientes a los medios y el equipo de que deberán ir provistos los buques petroleros y las normas similares para el equipo destinado a tratar los hidrocarburos…. o las mezclas oleosas a bordo de los buques cuando no se transporten como carga. …..Si se respetan estas reglas los equipos no deberían descargar por encima de los límites legales. … si esto sucediera supondría que se ha realizado un acto deliberado, o que se ha presentado un fallo en el equipo; en estos casos las autoridades de vigilancia dispondrían de razones fundadas para realizar inspecciones en el próximo puerto de escala del buque. Todos los buques deben llevar obligatoriamente un libro registro, donde se debe anotar cualquier descarga o fallo del sistema de vigilancia de descargas de hidrocarburos”.

Contamos con la regulación y la normativa suficiente, pero es necesario que se articulen las acciones legales oportunas que corrija el vertido que se ha producido.

Ecologistas en Acción pide que los autores sean sancionados como contempla la legislación, sino es así este tipo de actos vandálicos continuarán produciéndose y la próxima vez quizá no se resuelva enviando sólo unas cuadrillas de trabajadores a limpiar la Playa de Genoveses y alrededores.