Pedimos al Ayuntamiento que ejerza de verdad su labor mediadora

Ante la presentación del Avance del Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad de Cádiz, se constituye una plataforma ciudadana en la que diferentes colectivos vecinales, ecologistas, de consumidores, de defensores de derechos humanos, pretendemos establecer las premisas de “otro Cádiz es posible” en la que la inclusión y la cohesión social, junto al respeto medioambiental se erijan en las premisas obligatorias.

Es por ello que, entre otras actuaciones, nos hemos pronunciado en defensa de una pequeña empresa, Talleres Ferocarril, a la que una promotora inmobiliaria (Comunidades del Sur) está sometiendo a una persecución implacable con el consentimiento tácito del ayuntamiento de Cádiz.

Al estar sometida la parcela en la que se asienta este taller de reparación de coches a una actuación urbanística, “expediente EU-EX21 Bodegas Abarzuza”, el asedio para que dejara la instalación no ha cesado. El propietario no se niega a una permuta razonable en emplazamientos y condiciones similares, pero lo que se le ha ofrecido no reune las condiciones mínimas imprescindibles para desarrollar la actividad industrial, por lo que se niega a hacer el traslado de manera forzosa y ha ganado todos los procesos judiciales abiertos. A pesar de ello, el hostigamiento continúa.

La plataforma ciudadana ha expresado su apoyo, así como la necesidad de que el ayuntamiento mediara en el contencioso y diera alternativas razonables. Al mismo tiempo, hemos solicitado de la alcaldesa la consulta del expediente urbanístico (fecha 17 de julio de este año), sin que hayamos obtenido respuesta.

Francisco Ramirez, propietario de Talleres Ferrocarril, sufre también el acoso de la empresa constructora, Comunidades del Sur, que ya lleva muy avanzadas las labores de excavación, acúmulo de materiales, instalación de gruas y trasiego de personal laboral, lo cual dificulta sobremanera la continuidad de la empresa. Además, existe una situación clara de riesgo tanto para las personas trabajadoras como para los clientes del taller.

Solicitamos del Defensor del Pueblo que se dirija al ayuntamiento de Cádiz:

· primero para que nos facilite toda la información urbanística del expediente EU-EX21

· segundo para que se pueda alcanzar un acuerdo entre Talleres Ferrocarril y la empresa constructora, que garantice la continuidad del taller en condiciones análogas a las que viene desempeñando. Entendemos que esta solución es aceptable y posible y que sólo la arrogancia de Comunidades del Sur y la inhibición del ayuntamiento gaditano han sido los responsables del empantanamiento del problema.

Por correo ordinario le enviamos un amplio dossier donde se recogen las sentencias judiciales en las que se garantiza el acceso a los talleres Ferrocarril y la necesidad de llegar a un acuerdo aceptable, los diferentes y hasta la fecha baldíos intentos para que el ayuntamiento de Cádiz posibilitara una solución al conflicto, y el permanente hostigamiento sufrido por los trabajadores de esta pequeña empresa.

Plataforma Ciudadana por un PGOU alternativo para Cádiz