Alegaciones contra el Plan Parcial de Prado de Rey

Ecologistas en Acción ha presentado ante el Ayuntamiento de Prado del Rey numerosas alegaciones contra el Plan Parcial “Los Castillejos”, a instancias de Asesoramiento y Gestión de Proyectos Inmobiliarios SL, aprobado el pasado 23 de Julio, que incluye un campo de golf, 400 viviendas y un hotel. Este Plan Parcial obvia que el PGOU de Prado del Rey fue anulado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). El alcalde ha justificado la tramitación de este Plan Parcial asegurando que en abril de este año se ha aprobado otro PGOU. En realidad es el mismo PGOU ya rechazado por la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CPOTU) y anulado por el TSJA. Si este Plan es “nuevo”, le es de aplicación toda la nueva normativa urbanística aprobada por la Junta y el Parlamento de Andalucía, como la Ley 7/2002, de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) y el Decreto 43/2008 regulador de los de campos de golf.

Este PGOU no cumple ninguna. Baste decir que el Plan Parcial Los Castillejos tiene una extensión de 798.212 m2, lo que supone un aumento del 78% sobre el actual suelo urbano, cuando el POTA no permite incrementos de suelo urbanizable superiores al 40%.

Ecologistas en Acción ha vuelto a recurrir el “nuevo” PGOU, su previsible anulación puede tener graves consecuencias si se siguen tramitando planes parciales y proyectos urbanísticos que pueden ser declarados ilegales.

Las desmesuradas previsiones de crecimiento urbanístico de Prado del Rey se basan en una burbuja inmobiliaria ya afortunadamente desinflada. Cuando el PGOU evalúa el crecimiento de población de Prado en los próximos ocho años en 500 nuevos habitantes, se pretenden construir en ese plazo 2.151 nuevas viviendas. El modelo urbanístico y turístico de urbanizaciones asociadas a campos de golf supone plusvalías gigantescas a las empresas promotoras y constructoras, que actúan con una mentalidad exclusivamente especuladora, no importándoles las consecuencias a medio y largo plazo de estas actuaciones, tanto en el ámbito medioambiental, como social y económico. De seguir estos proyectos de crecimientos desproporcionados, el colapso del pueblo y la proliferación de urbanizaciones fantasmas pueden traer gravísimas consecuencias en un futuro próximo.

Pero lo más grave es que se pretenda construir un campo de golf sin garantía de abastecimiento de agua y cuando esta población ha sufrido este mismo año graves restricciones. El PGOU de Prado se aprobó sin el preceptivo informe de la Agencia Andaluza del Agua sobre la disponibilidad de recursos hídricos para abastecer los crecimientos urbanísticos previstos. El consumo anual de Prado es de poco más de 300.000 m3 de agua. El campo de golf consumiría unos 450.000 m3/año. El Plan Parcial asegura que se regará con agua de la depuradora, depuradora que ni existe.

Es sorprendente que estando Prado del Rey ubicado en un entorno privilegiado, entre los Parques Naturales Sierra de Grazalema y Los Alcornocales, teniendo un casco urbano único, con la tipología cuadrangular de los pueblos de colonización de la Ilustración, y contando con un patrimonio histórico de la entidad de la ciudad romana de Iptuci y las salinas de Hortales, su Ayuntamiento se plantee como “estrella” de su atractivo turístico un campo de golf como tantos otros que proliferan por nuestra geografía.

Por todo ello Ecologistas en Acción ha solicitado al Ayuntamiento que:

· Proceda a rechazar Plan Parcial de Ordenación del Sector Nº 5 “Los Castillejos”, por incumplir la legislación y normativa urbanística vigente, consagrar un modelo de desarrollo insostenible, por ser atentatorio al interés general y porque generaría graves impactos territoriales y a los recursos naturales.

· Que se inicie el proceso de desclasificación de los terrenos incluidos en este Plan Parcial declarándolos Suelo No Urbanizable de Especial Protección, como inicio de una nueva política urbanística y medioambiental de ese Ayuntamiento en base a criterios de sostenibilidad.

· Que se solicite a la Agencia Andaluza del Agua un informe sobre la disponibilidad de recursos hídricos para los nuevos desarrollos urbanísticos previstos en el PGOU