Mano dura para combatir los delitos ecológicos en el Espacio Natural de Doñana

Ecologistas en Acción de Sanlúcar, haciéndose eco del Día Mundial de las Aves, que se celebra este sábado 4 de octubre, denuncia la permisividad de las administraciones responsables, que son la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Sanlúcar, por la dejadez de sus funciones para tramitar las diligencias judiciales contra los delitos ecológicos.

Muchos son los grupos ecologistas que en el ámbito estatal van a celebrar el Día Mundial de las Aves para animar a los ciudadanos a una mayor participación y apoyo en las medidas de conservación necesarias para la supervivencia de estos animales, pero lamentablemente la organización Ecologistas en Acción de Sanlúcar se ve obligada a aprovechar esta jornada para denunciar que la situación en la que nos encontramos es la dejadez que continúan mostrando las administraciones competentes en la gestión medioambiental del Sector Sur del Espacio Natural de Doñana, que deja mucho que desear. Así, esta ONG destinará el Día Mundial de las Aves a denunciar las graves amenazas que están sufriendo los hábitats comprendidos en el término municipal de Sanlúcar en general y en el Espacio Natural de Doñana en particular.

Ecologistas en Acción sigue mostrando su malestar hacia las administraciones públicas debido a su nula gestión para aplicar la legislación medioambiental vigente. A día de hoy, en el Sector Sur del Espacio Natural de Doñana continúan sucediéndose casi a diario actos delictivos como caza furtiva, prácticas con artes ilegales, destrucción de colonias de aves por ganado bravo, vertidos incontrolados, etc. Sin embargo, las administraciones, a pesar de que conocen estos problemas, hacen caso omiso: aunque los agentes forestales levanten actas, cuando llegan éstas a las oficinas de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento acaban en un cajón sin que se dé curso a los expedientes sancionadores.

Día a día en Sanlúcar se cometen innumerables delitos ecológicos, como el lamentable suceso que ha acontecido hace escasos días en el observatorio de aves la Laguna de Tarelo, que han quemado unos desaprensivos.

Pero por si todo esto fuera poco, Ecologistas en Acción denuncia una vez más la situación de abandono que presentan también los pinares de Bonanza y las lagunas de Los Llanos. La Concejala de Medio Ambiente, Inmaculada Muñoz, conoce los distintos problemas que padecen estos pinares y humedales, entre ellos las extracciones ilegales de agua a través de pozos, los vertidos de sustancias contaminantes y de plásticos de invernaderos, la usurpación ilegal de terrenos municipales, la caza furtiva, etc. Sin embargo, no parece interesada lo más mínimo en resolver estos problemas: se escuda en que el Ayuntamiento no tiene los medios suficientes para abordarlos. Lo cierto es que estos pinares y lagunas se están degradando progresivamente.

Ecologistas en Acción manifiesta que si la Delegación Provincial de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Sanlúcar, que son las administraciones responsables de salvaguardar la conservación de todos estos espacios naturales, no cumplen con su obligación, no sólo vigilando y sancionado los delitos ecológicos cometidos sino también promoviendo campañas de sensibilización de la población, no cabe esperar más de la ciudadanía. Como mínimo, no cumplen dando ejemplo.

Aunque se pongan todos los medios necesarios, si a los políticos de turno no les interesa verdaderamente el medio ambiente, los delitos ecológicos se van a seguir produciendo diariamente. Deben saber que las leyes en la materia están para aplicarlas con mano dura.