Cobre Las Cruces conecta dos balsas de aguas ácidas al Arroyo Garnacha

El nuevo sistema de depuración incluye 4 balsas para almacenar las aguas del acuífero Niebla-Posadas que están contacto directo con los contaminantes y que por tanto no pueden ser reinyectadas al acuífero. Dos de ellas están situadas en el interior de la corta minera, en el fondo, y desde ellas se conduce el agua hasta las dos más grandes que están situadas en el exterior de la corta, a escasos metros del arroyo Garnacha. Se supone que una vez depuradas las aguas, se reinyectan al acuífero.

Lo más sorprendente es que las balsas exteriores, de un tamaño aproximado de 300 metros de largo, están conectadas directamente con el arroyo Garnacha, lo que puede permitir a la empresa verter al Garnacha directamente.

Durante todos estos años la empresa Cobre Las Cruces ha vendido públicamente la idea de que su proyecto no tenía ninguna similitud con las minas de Aznalcóllar porque no tenían ninguna balsa de lodos tóxicos. Ya tienen balsas de aguas ácidas, y mucho nos tememos que cuando el sistema de producción de la planta hidrometalúrgica empiece a funcionar, ante el más mínimo problema modificarán de nuevo el proyecto y acabarán teniendo una gran balsa de lodos como la de Aznalcóllar.

Ecologistas en Acción desconoce si el nuevo sistema de balsas y vertido ha sido autorizado por la CHG, porque desde el pasado mes de junio este Organismo ha prohibido expresamente a Ecologistas en Acción el acceso a la información de los expedientes relacionados con el drenaje-inyección de Las Cruces. ¿Que quieren ocultar? ¿Por qué no permiten que cualquier ciudadano pueda examinar estos nuevos proyectos?

En cualquier caso el posible procedimiento de autorización no ha sido público. Todas las empresas andaluzas tienen que someterse a un periodo de información pública si quieren instalar un vertido a cauce público y cualquier sistema de balsas, pero parece que estas reglas de transparencia democrática no son de aplicación para la multinacional canadiense Inmet Minig que explota la mina de Las Cruces. ¿Por qué Las Cruces recibe este trato preferente a pesar de los múltiples incumplimientos que ya se han demostrado?

Las nuevas balsas exteriores, a día de hoy están prácticamente llenas y si en los próximos días se produjeran fuertes episodios de lluvias, las balsas podrían rebosar, o la empresa podría optar por desaguar directamente al Garnacha, lo que supondría un riesgo de contaminación y, en cualquier caso, una pérdida de las reservas de agua del acuífero Niebla-Posadas. Mucho nos tememos que, una vez más, no existe ningún Plan de Prevención que contemple esta posibilidad.

Ecologistas en Acción presentó a finales del pasado mes de julio a la Fiscalía y al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía una propuesta de medida cautelar de sellado del acuífero. La propuesta está basada directamente en datos del propio Plan de Restauración de Cobre Las Cruces del año 2002, que posteriormente fueron confirmados en el Proyecto de Restauración que realizó en 2005 Cobre Las Cruces junto con la empresa pública EGMASA de la Consejería de Medio Ambiente. Esta medida consiste en un relleno controlado y compactado del fondo de la corta hasta los 85 metros bajo el nivel del mar.