Escasa protección de los terrenos forestales por parte de la Consejeria de Medio Ambiente

Ecologistas en Acción de El Puerto de Santa Maria ha denunciado reiteradamente ante la Delegación de Cádiz de la Consejería de Medio Ambiente la brutal deforestación acaecida en nuestro término municipal ascendiendo entre 1991 y 2005 a 1.9600.000 m2 de bosques. A este preocupante dato se han sumado las continuas agresiones posteriores a la masa forestal restante consistente en: desmonte de retamares, abandono de las fincas, construcciones ilegales en pinares, talas injustificadas, falta de cerramientos de las fincas convertidas en campos de motocross, basuras con riesgos de incendios etc...

Las denuncias han sido continuas en prensa y con innumerables escritos a su Delegación denunciando los hechos y recordando sus competencias expresas protectoras del medio ambiente, así como el deber de sancionar las infracciones y de restaurar lo destruido en el mismo año forestal.

En un nuevo intento de motivar a su administración a realizar su labor realizamos un estudio con ortofotos en la Costa Oeste en el que demostrábamos a vista de pájaro la visión del deterioro debido a agresiones humanas. La respuesta de la Delegación a nuestro entender fue penosa y paso a resumirla:

+ Respecto a la cantera Minervo no se exigió reparación y se multó a razón de 33 céntimos el pino cortado.

+Sobre las masas desaparecidas se nos indicaba de muchas de ellas que no se tenía constancia de trabajos forestales. A día de hoy, ignoramos si a raiz de nuestra denuncia se han investigado esos casos o se han dejado pasar.

+Sobre la restauración forestal de las zonas destruidas se alegaba una complejidad basada en el entramado urbanístico ilegal presente y revisiones futuras del plan como excusa para no actuar.

+Sobre el desarrollo de las zonas como SGEL, en este caso sobre las dunas de San Antón desplazaba la responsabilidad de actuación al Ayuntamiento.

Ante un nuevo informe de la Consejería de Medio Ambiente en respuesta a una pregunta parlamentaria de IU realizada por Ignacio García volvemos a constatar la gravedad de la situación, nos llama significativamente la atención:

El escaso número de sanciones, solo 9, y el menor aún de restauraciones, tan solo dos.

Que de 25 solicitudes pedidas para trabajos forestales 8 corresponden a empresas constructoras.

Estas solicitudes que han devastado el medio ambiente en nuestro municipio son para talas y desbroce de retamas principalmente.

También aparecen en varias ocasiones el antiguo dueño del Pinar de Coig, que además nunca ejecutó los trabajos solicitados para la prevención de incendios a pesar de tener los permisos necesarios para ello.

Reiteramos que a nuestro entender la creación de los cortafuegos en las retamas, así como la tala de pinos responde a los intereses urbanísticos no para prevenir incendios.

- Finca la Rehuelta; se sanciona porque no queda mas remedio ante nuestra denuncia formal, volvemos a redenunciar que esta semana ha habido un nuevo desbroce con maquinaria pesada precisamente de retamas, que no se ha restaurado, que las retamas secas siguen dentro de la finca, que crecen las cañas que no es una especie autóctona y desaparecen nuestras señas de identidad.

- Finca Platero ¿se cortan 300 pies para prevenir incendios? ¿no son excesivos también en el sauce 94 y en la Merced 90?.

Desde 2001 al 2007 hay tan solo 9 expedientes sancionadores y gran parte de ellos son a instancia de denuncias de nuestra asociación como en Bahía blanca y La Rehuelta.

Además hay que reseñar la falta de criterio a la hora de sancionar pues por el mismo motivo, corta de árboles sin tener permisos unos pagan 300 euros por árbol y otros solamente 33 céntimos.