Contrarios a la actuación en la Reserva Natural de las Albuferas

Ecologistas en Acción de Adra se ha dirigido a la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente para solicitar que se paralice la obra que en la actualidad se está desarrollando en la Reserva Natural de Las Albuferas de Adra.

La Consejería de Medio Ambiente ha dado su autorización para que el Ayuntamiento de Adra realice una actuación aprobada en un proyecto relacionado con este espacio natural protegido, según informaciones que le han facilitado a Ecologistas en Acción.

Dicha actuación, que se realiza en el interior de la zona de máxima protección, se basa en la creación de un camino de cemento de 1´30 metros de ancho, sustituyendo uno de tierra de escasas dimensiones que estaba entre la orla de vegetación, provocando la destrucción de mas del 50% de dicho perímetro de vegetación y llegando en algunos puntos a dejar escasa o ninguna vegetación.

La orla de vegetación de la Reserva Natural es la única protección que tiene ante la fuerte actividad agrícola que se desarrolla en este espacio natural, así mismo, además esta estrecha franja de vegetación hidrófila es la única con la que cuenta la importante fauna existente en las albuferas.

Las Albuferas de Adra, Reserva Natural (1989) declarada como Humedal de Interés Internacional (Área RAMSAR, 1994), Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA, 2002) y Lugar de Interés Comunitario (LIC, 2006), muestra en su entorno y en sus ecosistemas señales claras de abandono como si fuese un pueblo despoblado hace muchos años.

Ecologistas en Acción lleva varios meses denunciando la falta de gestión que está padeciendo la Reserva Natural de las Albuferas de Adra y que se cumpla el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN).

En esta ocasión se incumple totalmente el PORN en varios de sus articulados, como es el 2.3 “Régimen Jurídico de las Reservas Naturales” y otros, lo que podría ser constitutivo de infracción a la Ley.

Desde Ecologistas en Acción se solicitó en el año 2000 a la Consejería de Medio Ambiente que se retirara el observatorio que es objeto de esta obra (situado dentro del espacio de máxima protección) y que se situara en la zona norte de esta albufera, lo que sería positivo para el medio natural y ciudadanía por varias cuestiones:

• Se restauraría el camino de la “Casamata”, aumentando el ecosistema de vegetación hidrófila y la protección del espacio natural en este punto.

• El nuevo observatorio quedaría situado fuera del espacio de máxima protección, en un camino de la zona norte de esta albufera, mejorando ostensiblemente el acceso y mejorando considerablemente la observación del espacio natural por parte de científicos y ciudadanía.

Este espacio natural está a punto del colapso ambiental por lo que Ecologistas en Acción exige que se paralice esta actuación y se restaure la zona, y se ponga en marcha medidas encaminadas a resolver y eliminar las principales amenazas que provocarán el colapso del humedal, como así denuncian diferentes voces científicas.




Visitantes conectados: 843