Amenazas al Monte del Pilar

Ecologistas en Acción ha solicitado a la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid que se retire del Monte del Pilar el proyecto del Ayuntamiento de Majadahonda titulado "Centro de Recuperación de Fauna Salvaje en el Monte del Pilar" por generar un impacto ambiental insoportable en dicho paraje natural. Junto a la presión urbanística ejercida desde el exterior, el propio Ayuntamiento de Majadahonda promueve proyectos de obras en el interior del bosque conocido como Monte del Pilar

De forma coherente, Ecologistas en Acción propone que se promueva la instalación del importante Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Majadahonda en una zona rural del territorio municipal donde se haya abandonado el cultivo agrícola. Esta solución genera un nuevo espacio natural protegido, el creado con la implantación del Centro de Recuperación de Fauna Salvaje, a los actuales espacios naturales del municipio que están representados sobre todo por el Monte del Pilar y por el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama.

El Monte del Pilar, también conocido como Monte de Pozuelo, es un bosque de encinas, chaparros, pinos, enebros, chopos, fresnos, sauces, madroños, jara, cantueso y tomillo, con abundante fauna. Este paraje natural formó parte de la gran masa forestal que incluía el Monte del Pardo, los Encinares de Boadilla y la Casa de Campo de Madrid. Salvar el Monte del Pilar es motivo del interés general y ha generado diversas actuaciones de defensa de la naturaleza entre personas jóvenes y avecindadas en los municipios de Majadahonda, Pozuelo de Alarcón y Aravaca, ante los proyectos de grave impacto ambiental promovidos por los responsables de la Comunidad de Madrid y de los ayuntamientos.

El Monte del Pilar comprende más de 800 hectáreas, 450 en Pozuelo de Alarcón, 243 en Majadahonda y 109 en Madrid-Aravaca. La actividad cívica que ha promovido la Plataforma para la Defensa del Monte del Pilar ha tratado de eliminar la presión urbanística que se ejerce sobre este espacio natural de alto valor ecológico. Dicho movimiento social desea también que se aplique y amplíe la protección al Monte del Pilar, además de denunciar la especulación del suelo que hace inhabitable la Comunidad de Madrid, y exigir a los ayuntamientos de Majadahonda, Pozuelo y Madrid que no viertan aguas residuales sin depurar en los arroyos que atraviesan el Monte del Pilar y las zonas colindantes como son los de la Fuente Marcela, Valhondillo, Valgrande, Canaleja, Almendro, Bardagueral y Valle Largo. Estos arroyos llevan sus aguas a los ríos Manzanares y Guadarrama.

La citada Plataforma para la Defensa del Monte del Pilar está constituida por asociaciones ecologistas, asociaciones de vecinos, sindicatos y organizaciones políticas, entre las que se encuentran Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra, CC.OO., PSOE e IU. La Plataforma es un "Foro de participación ciudadana en políticas relativas al Medio Ambiente", en el sentido expresado por la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro de 1992 dentro de la propuesta denominada Agenda 21. Las propuestas y actuaciones de la Plataforma se enmarcan en un programa global de desarrollo sostenible que se extiende por aspectos económicos, sociales y culturales, además de los criterios básicos de protección ambiental.

Las actividades especuladoras que tratan de urbanizar toda la Comunidad de Madrid, donde viven cinco millones de personas y se desarrolla una enorme actividad económica que involucra a 7,5 millones, han querido desde hace años recalificar el suelo del Monte del Pilar, para construir viviendas de alto valor añadido, y por tanto de grandes plusvalías y beneficios, dado que se ofrecerían como casas para vivir en plena naturaleza. De hecho, José María Aznar, actual jefe del Gobierno español y cabeza del Partido Popular, ha comprado una casa por valor de 90 millones de pesetas en Monte Alina, zona situada entre el Monte del Pilar y los Encinares de Boadilla.

Los planes urbanísticos de Pozuelo de Alarcón y de Majadahonda pretenden desmesurados crecimientos de población, con ocupación de suelo mucho más allá de lo necesario y con exceso de infraestructuras para el transporte en automóvil y camión. Esta concepción insostenible del desarrollo económico y territorial no facilita la debida protección de los espacios naturales ni la recuperación de las zonas degradadas. Al mismo tiempo, esa política devastadora incrementa el consumo de recursos naturales, como agua y energía, y aumenta las emisiones de gases de efecto invernadero, el cambio climático, y las contaminaciones atmosférica y acústica. También genera una mayor necesidad de desplazamientos en automóvil.

Las propuestas del plan urbanístico especial de Majadahonda par la zona del Monte del Pilar implican delimitar el espacio de bosque, no con una zona de transición equilibrada entre lo urbano y lo rural, sino con carreteras y la construcción de más de 1.500 viviendas. El programa urbanístico de Pozuelo de Alarcón pretende construir 870 viviendas dentro del bosque a cambio de hacer ciertas "concesiones" al Gobierno Autonómico de la Comunidad de Madrid.

Según el informe elaborado por dos biólogos por encargo de la Fiscalía de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, con las actuaciones urbanísticas pretendidas se corre el riesgo de que desaparezcan varias comunidades de aves cuya conservación es prioritaria en la Unión Europea, como es el caso del milano real y el águila calzada. En el Monte del Pilar se ha registrado para dicho informe la presencia, junto al buho real entre otras muchas aves, de 136 especies de vertebrados entre los que se pueden citar anfibios y reptiles, como el galápago leproso y la culebra de herradura, y mamíferos, como tejones, turones y varias especies de murciélagos.

En el parlamento autonómico de la Comunidad de Madrid se ha tratado sobre este bosque estableciéndose la necesidad de que se corrija el error de no haberlo incluido en las zonas cartografiadas por la legislación autonómica forestal.

Es necesario establecer desde la institución parlamentaria de la Asamblea de Madrid y desde el Gobierno Autonómico de la Comunidad de Madrid una protección y ordenación de uso acorde con la naturaleza de ecosistema global que tiene el Monte del Pilar, donde se favorezca, desde la administración pública autonómica, la coordinación de los tres municipios implicados en la sostenibilidad el Monte del Pilar.

Distinto punto de vista mantienen las administraciones públicas de Majadahonda, Pozuelo de Alarcón y Madrid-Aravaca. El máximo logro en la protección del Monte del Pilar que pueden presentar los Gobiernos municipales es haber alcanzado el acuerdo con los propietarios del terreno, que da vida al bosque del Monte del Pilar, de hacer como máximo dos viviendas por cada hectárea, en las zonas no cubiertas por la masa arbórea, acumulando así la edificación en las llamadas “zonas blancas” o claros que se pueden apreciar, en el bosque y sus alrededores, en las fotos aéreas del Monte.

Las primeras movilizaciones para salvar el Monte del Pilar se produjeron en Pozuelo de Alarcón a finales del año 1998. Después ha tomado el relevo Majadahonda, donde las obras de urbanización del área correspondiente al arroyo de la Fuente Marcela avanzan paulatina pero inexorablemente. El domingo 14 de febrero de 1999 más de 400 personas se concentraron para defender el Monte del Pilar procedentes de Aravaca, Majadahonda y Pozuelo. La concentración general comenzó con la limpieza del bosque partiendo de los aledaños de las estaciones ferroviarias de cercanías de Majadahonda y El Barrial. Los centenares de kilos de residuos y basuras recogidos fueron depositados en el Punto Limpio de Majadahonda.

El 8 de julio de 1999 quinientas personas paralizaron las obras de urbanización en Fuente Marcela concentrándose durante más de cinco horas en la entrada al tajo que estaba situada en las proximidades de la estación ferroviaria de Majadahonda. Los servicios técnicos del Ayuntamiento de Majadahonda registraron en su momento que las obras de urbanización realizadas en esta zona dañaron más de cuatrocientos árboles.

El viernes 16 de julio de 1999 se produjo un encadenamiento contra la urbanización del Monte del Pilar y sus alrededores con participación de unas cien personas, y al día siguiente se generó una manifestación, que depositó a la puerta del Ayuntamiento de Majadahonda ramas de chaparros y pinos destruidos por las obras. Estas acciones apoyaban también la proposición no de ley de protección del Monte del Pilar que se presentó en la Asamblea de Madrid, parlamento autonómico de la Comunidad de Madrid.

Más de doscientas personas se sumaron al pleno del concejo de Majadahonda el jueves 22 de julio de 1999 para apoyar la presentación de la moción que consensuó la oposición al Gobierno municipal dirigido por el PP. La moción solicitaba el acuerdo de todos los concejales para preservar el Monte del Pilar.

En cartas al director de diversos medios de comunicación han parecido escritos de jóvenes denunciando la presencia de las grandes máquinas de obras públicas en la zona de Fuente Marcela al día siguiente de haberse conocido el resultado de las elecciones municipales de junio. Desde dicha fecha, dicen las cartas que se cuentan más máquinas que árboles en la zona.

En la tarde del viernes 3 de septiembre de 1999 se realizó una nueva concentración cerca de la estación ferroviaria de Majadahonda y un centenar de personas acamparon junto al Monte del Pilar en la zona de Fuente Marcela, primer espacio en urbanización, donde se levantarán 450 viviendas, y al que seguirán los proyectos del Cerro de las Norias y del Cerro del Espino hasta completar las 1.500 viviendas previstas por las autoridades municipales.

Hitos más destacados de las movilizaciones realizadas por la Plataforma para la Defensa del Monte del Pilar

- Manifestación en Pozuelo de Alarcón, en diciembre de 1998

- Limpieza del Monte del Pilar, en febrero de 1999

- Paralización de las obras de urbanización en Fuente Marcela, 8 de julio de 1999

- Encadenamiento y manifestación, 16 y 17 de julio de 1999

- Proposición no de ley de protección del Monte del Pilar presentada en el parlamento autonómico de la Comunidad de Madrid, en julio de 1999

- Presencia en el pleno del concejo de Majadahonda, 22 de julio de 1999 para apoyar la moción presentada por la oposición al Gobierno del PP

- Cartas al director en diversos medios de comunicación escritas por jóvenes, aparecidas en julio de 1999

- Acampada cerca de la estación ferroviaria de Majadahonda y al pie del monte, 3 de septiembre de 1999

- Equilibrada protesta durante el pregón de las fiestas anuales, a mediados de septiembre de 1999