La Junta de Andalucía mima un zoológico ilegal

Ecologistas en Acción de Granada no entiende la actuación de la Junta de Andalucía con respecto al complejo de Peña Escrita en Almúñecar.

Aparece en los medios de comunicación que se requiere al Ayuntamiento para que arregle las deficiencias en seguridad pública y bienestar animal, que han sido detectadas tras varias inspecciones al establecimiento.

Resulta chocante esta decisión cuando, desde Granada, los servicios técnicos solicitan a la Dirección General de Gestión del Medio Ambiente de Sevilla, el cierre por las numerosas deficiencias de todo tipo que presenta el complejo, entre otras cosas su total ilegalidad.

ososEl recinto no reúne las condiciones exigible por la Ley 31/2003, de 27 de octubre, de conservación de la fauna silvestre en los parques zoológicos, en cuanto a profilaxis y bienestar animal, y además se han construido vallas ilegalmente y se han introducido especies extrañas sin autorización, que encima se han escapado del recinto, lo que constituye una infracción muy grave según la legislación andaluza.

A pesar de que existe un expediente sancionador abierto desde mayo de 2006, la Consejería de Medio Ambiente, haciendo gala de un “interés elogiable”, ha permitido que durante este tiempo se sigan introduciendo especies alóctonas sin ningún control, pese a las continuas denuncias presentadas por estos hechos.

La tardanza en el cierre de estas instalaciones podrían estar, según confesiones de un técnico de Medio Ambiente, en que no sabrían qué hacer con los animales si se procede a la clausura. Pero esta respuesta es similar a la de no encerrar a los criminales porque no hay sitio en las cárceles. No tiene justificación ninguna.

Exigimos a la Junta que cumpla con sus obligaciones y acabe con ese “engendro zoológico” injustificable, que en cualquier país normal nunca se hubiera llegado ni a iniciar.

Y encima esta broma ilegal le cuesta un dineral a los almuñequeros, ya que sólo en el año 2006, se gastaron más de un millón y medio de euros en el complejo (300 millones de pesetas)