Deficiente estado de limpieza en las calas del PN Cabo de Gata-Níjar

En la inspección anual del litoral, se ha comprobado un deficiente estado de la limpieza y conservación de diferentes playas del espacio protegido.

Destaca la pésima situación de las calas más recónditas, que presentan acumulación de múltiples residuos (plásticos, agrícolas, metálicos, etc).

Esta situación implica riesgo para la salud e integridad física de los visitantes, siendo un ejemplo destacado la Cala del Bergantín.

Otro de los problemas observados es la presencia de “chapapote” a lo largo del litoral del Parque Natural.

Especialmente preocupante es esta situación en el Playazo de Rodalquilar, que presenta en su zona oeste enormes manchas de alquitrán solidificado, tanto en la arena como en las rocas.

Esta inspección se ha realizado en el marco de la convocatoria anual de la Red Coastwatch Europe (CWE).

Son objetivos de esta convocatoria la obtención de una importante base de datos sobre el estado del litoral europeo, además de sensibilizar a la población en temas medioambientales marinos.

Ecologistas en Acción exige a la Junta de Andalucía que proceda a la inmediata limpieza del “chapapote” depositado a lo largo del litoral del Parque Natural, la vigilancia y adopción de cuantas medidas sean precisas en evitación de estos desastres, así como la identificación de los responsables.

También queremos añadir que, en el caso de las pequeñas calas, su difícil acceso no puede servir de excusa a la Administración medioambiental para su abandono y dejadez, cuando dispone de medios para proceder a su limpieza.

Más aún, la Junta de Andalucía debería esmerarse en conservar estas calas que, debido precisamente a su difícil acceso, guardan la mayor riqueza natural de uno de los espacios naturales, marítimo-terrestre, más singulares de la Comunidad Autónoma y del Mediterráneo.