Alegaciones ante la Agencia Andaluza del Agua

Ecologistas en Acción presenta alegaciones ante la Agencia Andaluza del Agua contra la concesión administrativa de aguas públicas procedentes de la depuradora de Arcos de la Frontera, con destino a uso de riego de otro campo de golf en la finca Aguadulce.

Para Ecologistas en Acción se debe proceder a la denegación de una concesión de aguas, ya que no existen recursos suficientes de depuración, ni de almacenamiento de aguas para riego golf, sobre todo en verano, que satisfagan las demandas de agua de todos los campos de golf que se pretenden construir, siendo incomprensible que la depuración pública sólo sirva para los campos de golf de una sola empresa, por lo que predomina el interés de un particular sobre los generales de la ciudadanía. Cuando en épocas secas se necesite un caudal instantáneo por encima de 50 litros/segundo, la depuradora no podrá abastecer a los dos campos de golf, por lo que tendrán que usar agua potable. Sólo el de Aguadulce solicita 70 litros/segundo.

Por otro lado, la organización ecologista alega se pretende un cambio ilegal de uso de estos terrenos que tienen la consideración de forestal, existiendo la obligación de restaurar el bosque talado ilegalmente para devolverlo a su estado original de alcornocal. Este asunto, si no prosperan las alegaciones a la concesión de agua y al Plan Especial, será llevado por vía judicial. La totalidad del campo de golf de 18 hoyos y el de polo, promovidos por Novaterra Resort S.L., la misma propietaria que los otros dos campos de golf, Arcos Gardens y los Navazos, estarían ubicados en su totalidad en la zona talada ilegalmente. El objetivo final será la recalificación por el Ayuntamiento de Arcos para la construcción de una urbanización.

Ecologistas en Acción alega también que todas estas concesiones deben valorarse de forma conjunta, evaluando el impacto sinérgico sobre la calidad y cantidad de recursos hídricos de la cuenca del Guadalete y en el acuífero Arcos-Bornos-Espera. Disminuirá el caudal ecológico del río Guadalete y se obligará a utilizar agua potable para otros usos públicos y privados en el pueblo de Arcos.

Este proyecto turístico incumple, entre otras normas, el POTA(Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía) y la Agenda 21 de Andalucía, ya que no practica los objetivos de sostenibilidad, como el planeamiento urbanístico que incluya medidas que minimicen el consumo de energía y reduzcan el consumo de agua o persigan la mejora del entorno natural y paisajístico dentro de una ciudad compacta y equilibrada.

En definitiva, este campo de golf es una exigencia de unas empresas promotoras que adquirieron estas fincas con el objetivo de recalificarlas para permitir la construcción de un campo de golf y un complejo turístico.




Visitantes conectados: 509