Acumulación de incidentes en Almaraz: incendio en un generador diésel

Tras el fallo de un interruptor que obligó a detener la puesta en marcha de la Unidad I el pasado domingo, se ha producido un incendio en un armario de control de un generador de la Unidad II. La acumulación de incidentes es un síntoma del mal estado de la central.

A las 11:20 de la mañana de ayer, día 23, se produjo un incendio en un armario eléctrico de control de un generador de Almaraz II. Estos sistemas, de los que Almaraz cuenta con cinco, son claves para garantizar la seguridad de la central en caso de que se interrumpa la alimentación eléctrica, puesto que se encargan de suministrar potencia a todos los sistemas de emergencia de la central.

Durante una operación de mantenimiento se ha producido ese incendio que no ha afectado al funcionamiento de la central, puesto que es un sistema que solo se usaría en caso de emergencia. Sin embargo, es obvio que el incendio muestra que la central tiene sus sistemas de seguridad en mal estado. Este incidente viene a sumarse al fallo del interruptor de la Unidad I y al problema de las bombas de agua de servicios esenciales. El fallo del interruptor provocó el disparo de la planta cuando se conectaba a la red, al sobrecargarse la turbina y subir el nivel de vapor del generador hasta niveles anormales. Es imprescindible conocer cuál es el origen del fallo antes de poner en marcha la central.

Anteriormente, los inspectores del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) habían descubierto el mal estado en que se encuentra una de las bombas de servicios esenciales, claves para el funcionamiento normal de la central. El fallo encontrado se debe al deficiente diseño, por lo que podría aparecer en otra de las bombas. Si bien existe una bomba de repuesto, nadie garantiza que el problema no aparezca simultáneamente en más de una bomba, lo que obligaría a la central a parar. Si este fallo fuera simultáneo a un problema en el reactor nos encontraríamos con una situación extremadamente grave, con peligro de fundición del reactor.

La acumulación de fallos en sistemas que son claves para la seguridad muestra que la central está funcionando con una seguridad deficiente. Ecologistas en Acción reitera su petición de detener la central hasta que no se reparen los sistemas que están fallando.




Visitantes conectados: 345