Contra la urbanización de los parques naturales

Ante la ofensiva desatada por algunos alcaldes en contra de las normas de
protección de los parques naturales, Ecologistas en Acción ha aprobado una
resolución en su X Asamblea para denunciar las presiones especulativas que
se ciernen sobre estos espacios protegidos y mostrar su oposición a
cualquier reforma de los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales
(PORN) que conlleve una flexibilización de los requisitos para construir
viviendas e instalaciones turísticas en los parques naturales.

La organización ecologista se concentró en la zona de El Cruce, en Prado del
Rey, zona incluida en el interior del Parque Natural Los Alcornocales y
que ha sido recientemente recalificada. Prado del Rey es un buen ejemplo
del urbanismo insostenible y especulativo que ha imperado en muchos de
nuestros municipios y que es una de las causas de la actual crisis
económica. A pesar de contar con un casco urbano de alto valor histórico,
con una trama cuadrangular típica de los pueblos de la Ilustración, y
estar a caballo entre dos parques naturales, el Ayuntamiento de Prado y la
Junta de Andalucía aprobaron un PGOU expansivo, que pretende duplicar la
población de Prado, y que ha recalificado nada menos que dos millones de
metros cuadrados, lo que supone un 200% de aumento sobre el suelo urbano
actual, y la construcción de 1.440 nuevas viviendas, con la pretensión de
duplicar sus actuales 6.000 habitantes.

El PGOU incluye el Plan Parcial “El Cruce”, por el que se declara
urbanizable un total de 581.064 m2 de suelo protegido perteneciente al
Parque Natural Los Alcornocales, para construir una urbanización, un hotel
y un centro comercial. ¿Este es el destino que pretenden darle los
alcaldes a un espacio de valor e importancia internacional? Hay que
destacar que este parque natural está declarado Reserva de la Biosfera por
la UNESCO, e incluido en la Red Natura 2000 de la Unión Europea.

El PGMO ha incluido, además, un campo de golf colindante con el parque
natural, que, como muchos otros, es una mera excusa para recalificar
798.212 m2 y construir 467 viviendas, hotel y centro comercial. Para
autorizarlo no se han escatimado subterfugios, desde pagos irregulares de
la promotora al Ayuntamiento, hasta la elaboración de informes en los que
se falsea la existencia de recursos hídricos y se asegura que el campo se
regará con una depuradora que no existe.

Este PGOU fue anulado por el TSJA, pero el Ayuntamiento y la Junta han
vuelto a aprobar el mismo, lo que es manifiestamente ilegal, ya que, entre
otras cosas, no cumple con los requisitos del Plan de Ordenación del
Territorio de Andalucía (POTA), que no permite crecimientos de suelo
urbanizable superiores al 40% ni incrementos de población superiores al
30% en ocho años. Además, parte de la zona de El Cruce está catalogada por
el PORN del parque natural como terreno forestal, prohibiéndose su
recalificación a suelo urbanizable.

Ecologistas en Acción con este acto de protesta anuncia su firme decisión
de oponerse por todos los medios legales a las recalificaciones
urbanísticas en los parques naturales y a las modificaciones de la
normativa de los parques para favorecer las construcciones residenciales o
turísticas.




Visitantes conectados: 623