No a las plantaciones de eucaliptos en Doñana

Ecologistas en Acción traslada al presidente del Órgano de Participación de Doñana, Ginés Morata, una resolución para que se blinde Doñana frente a las pretensiones de plantarla de eucaliptos.

Los propietarios de las fincas Cochinato y Cerrado Garrido ( se adjunta foto de la zona), colindantes al parque nacional de Doñana, andan preparando los terrenos de esta zona de la marisma de Doñana para la plantación intensiva de eucaliptos. Las plantaciones serían destinadas a la producción de biomasa, que podían ser rentables gracias a las subvenciones de fomento de las energías renovables.

Para Ecologistas en Acción la incorporación de la biomasa a la producción de energía como fuente renovable no puede ser la coartada para la destrucción de zonas de gran valor ecológico con la más que probable afección de espacios de la relevancia del Parque Nacional de Doñana. La fuente de biomasa debe ser sostenible, para lo cual hay que exigir que la biomasa proceda de restos agrícolas o de las podas y rozas del bosque.

Esta nueva área de expansión del eucalipto se sumaría a las más de 2000 hectáreas que ENCE está implantando en Huelva para este nuevo uso, por si no fueran pocas las 100.000 hectáreas que aún hay de eucalipto para pasta de papel y que han transformado uno de los mejores bosques mediterráneos de Andalucía en un predesierto, mediante repoblaciones masivas auspiciadas por los servicios forestales de la dictadura.

También Doñana se vió afectada por esta fiebre del eucalipto y fué precisamente la amenaza de su plantación masiva la que originó el movimiento de conservación de Doñana que, liderado por Valverde, dió lugar a la creación del Parque Nacional en 1969.

Los eucaliptos son una especie australiana muy exigente en agua, que genera una rápida esquilmación de los nutrientes del suelo, por lo que este tipo de plantaciones destinadas al corte del árbol cada 3 años para de ahí ir a la caldera para su incineración, suponen una explotación intensiva incompatible con la conservación de Doñana.

La Junta de Andalucía, como reciente gestora de Doñana, debe dejar muy claro que no va a admitir esta agresión al Espacio Natural porque el colmo sería ver como lo que no permitió el dictador Franco lo permite la Junta. De no ser así, Ecologistas en Acción llevará a cabo las correspondientes denuncias ante la Unión Europea y la movilización social por una Doñana libre de eucaliptos.