Incineradora en Aznalcóllar

La Junta de Andalucía otorga subvenciones millonarias a empresas contaminantes por instalarse en Andalucía, en clara contradicción con su propio Plan Director de Residuos, que prioriza la reducción, reciclaje y reutilización y descarta expresamente la incineración de neumáticos fuera de uso.

José Luis León, miembro de Ecologistas en Acción, introdujo la rueda de prensa de esta mañana denunciando la hipoteca que supone para un desarrollo viable y sostenible de Aznalcóllar, la instalación de la planta de incineración que promueve la empresa RMD. Tras la catástrofe ecológica y social que ha vivido este municipio, es inconcebible que ésta sirva para justificar un proyecto que viene tras el rechazo de otras localidades del estado español. Es paradigmático que esta empresa se intente implantar en las cuencas mineras para así, beneficiarse de las subvenciones públicas: RMD recibirá más de 6 millones de Euros, con primas por trabajador. En este sentido, el polígono medioambiental de Aznalcóllar, debería impulsar energías limpias y teconología medioambiental.

A continuación, Juan López Uralde, director ejecutivo de Greenpeace, tras destacar la relevancia de la unión de sindicatos y ecologistas en relación a este tema, recordó el acuerdo que surgió tras la catástrofe de Boliden de relanzamiento de la localidad sevillana a nivel medioambiental cuando en realidad se pretende continuar con una dinámica de instalación de empresas sucias. Con esto realizó un llamamiento a las administraciones públicas para potenciar empresas limpias que ayuden a la comarca y no la degraden. En cuanto al proceso de termólisis que utilizará RMD, explicó que aunque ésta en teoría es una combustión en ausencia de oxígeno, en realidad esto es imposible, y por este motivo es recogida en la normativa europea como un proceso de incineración. Por otra parte, los neumáticos pueden tener hasta 200 elementos en su composición, entre ellos metales pesados y cloro, por lo que se genera más de un 30% de cenizas que se convierten en residuos tóxicos y peligrosos en grandes cantidades y muchos más nocivos que los propios neumáticos, que tendrán que ir a nuevos vertederos.

El profesor del departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad Pablo de Olavide Juan Antonio Anta, alertó del riesgo de productos cancerígenos como dioxinas y furanos producidos en toda incineración.

Ángel Barroso, responsable andaluz de residuos de Ecologistas en Acción, denunció la incoherencia por parte de la Consejería de Medio Ambiente, de aprobar el Plan Director Territorial de Residuos y a la vez conceder permisos que lo contradicen explícitamente. A su vez explicó la viabilidad de otras alternativas para el reciclaje y reutilización de los neumáticos fuera de uso.

Por su parte Paco Figueroa, secretario de acción sindical de CCOO-Sevilla, alertó a las administraciones públicas de que a medio y largo plazo, las plantas incineradoras destruirán empleo, ya que la instalación de esta planta en el Polígono medioambiental de Aznalcóllar impedirá la implantación de otras empresas en el mismo. La búsqueda de un resultado inmediato por parte de la administración local y autonómica, afectará a la creación de empleo y a la salud de los trabajadores.

Manuel Rodríguez, portavoz de la Plataforma por la Defensa del Medio Ambiente en la Sierra Sur y la comarca de Antequera, informó de las últimas movilizaciones llevadas a cabo por esta plataforma, compuesta por ecologistas, ciudadanos, organizaciones sindicales, ayuntamientos, grupos políticos y organizaciones agrarias.

Agapito Ramírez, vecino de Aznalcóllar, lamentó que a los vecinos de Aznalcóllar, que tienen ya contaminados suelo y agua, se les quiera contaminar también el aire. Y exigió un referendum, paralizado por el Ayuntamiento en la actualidad, para que "los ciudadanos podamos decidir nuestro futuro".

Por último, se hizo un llamamiento a vecinos de la comarca y organizaciones sociales, para respaldar la Plataforma que se constituirá próximamente contra la incineradora de Aznalcóllar y que plantea su primera actividad en torno al día 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente.