No al proyecto de Autovía Huelva-Ruta de la Plata (A66)

Ecologistas en Acción ha presentado sus alegaciones al proyecto de autovía Huelva-Ruta de la Plata (A66). La asociación ecologista ha presentado ante el Ministerio de Fomento sus argumentos contrarios a una infraestructura con nuevo trazado en la mayor parte de su extensión por las provincias de Huelva y Badajoz.

El documento de alegaciones recuerda la situación mortecina del ferrocarril Huelva-Zafra, realmente necesitado de mejoras y de apuestas de futuro como vía de transporte más respetuosa con el medio ambiente, y la necesidad de respetar los acuerdos del Protocolo de Kioto y, por tanto, de no incrementar la apuesta por el uso del vehículo privado y motorizado. Las alegaciones ecologistas concluyen que la adecuación de la actual carretera existente con carriles para vehículos lentos en aquellos puntos en los que sea necesario, la eliminación de las curvas más peligrosas, el mantenimiento y conservación adecuada de la actual vía y, por último, el desplazamiento de la carretera para evitar el paso directo por pueblos y aldeas, son medidas que paliarían los posibles déficits y evitarían el gasto de más de 14.000 millones de euros en una infraestructura trasnochada y con un durísimo impacto ambiental.

Ecologistas en Acción considera que la densidad de tráfico existente en el actual trazado, según los autores del propio estudio, es escasa, salvo en el tramo San Juan del Puerto – Zalamea la Real, y los volúmenes insignificantes en el resto del trazado hacen la obra innecesaria. Destacan también la existencia de otro proyecto de autovía con el mismo destino, cuya tramitación ha iniciado la Junta de Andalucía con la pretensión de conectar Zalamea con Santa Olalla, es decir, una nueva conexión a pocos kilómetros del proyecto del Ministerio de Fomento y consideran que la descoordinación, el despilfarro y las obras innecesarias no son buenos compañeros en tiempos de crisis.

Entre los espacios de interés y con figuras de protección atravesados por la autovía propuesta el proyecto no contempla la consideración de Reserva de la Biosfera de las Dehesas de Sierra Morena, que se verá atravesada por esta infraestructura, siendo su paso por el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche una grave agresión tanto a la flora como la fauna y la red hidrográfica, pues la obra contempla desmontes, terraplenes, dos calzadas con plataforma de 12 metros y ejecución de tramos por espacios hasta ahora inalterados. Aunque en determinados tramos la nueva autovía transcurriría por el mismo trazado que la actual N-435, en otras zonas se abren nuevos trazados que destruirían espacios de gran interés forestal, ambiental e incluso paisajístico. El tramo comprendido entre la desviación a Valverde del Camino y la llegada al Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche habría que caracterizarlo de grandísimo impacto.

También afirma Ecologistas en Acción que en el estudio de Impacto Ambiental no se tienen en cuenta las indicaciones del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y del Plan Rector de Usos y Gestión (PRUG) del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, aprobados el año 2003, ya que zonas designadas como Reservas (Zona A) por el PORN se verán afectadas por la construcción de la autovía, destacando los ríos Sillo, Múrtiga, Caliente, Odiel y Tinto, y los afluentes del Odiel (ríos Escaleda, Meca, Oraque, Sta. Eulalia y el Villar).