No más arboricidios en el término de Sanlúcar

En la tarde del miércoles 19 de noviembre, en la sesión ordinaria del Consejo Asesor de Medio Ambiente, entre los puntos que se mencionaba en el orden del día, curiosamente no había ninguno donde se hiciera alusión a los trabajos que se están realizando en la Calle Torrente, por parte del PER (Programa de Fomento de Empleo Agrario) y los de la calle Padre Cuevas, por parte del Servicio Municipal de Parques y Jardines; en dichas zonas en menos de una semana se han ejecutado dos arboricidios sin haber pasado por el Consejo Asesor de Medio ambiente.

Esto hace que lo que se reflejó en el acta con fecha 9 de septiembre, punto 4º, hace algo más de dos meses, “se acuerda la necesidad de establecer un protocolo interno de actuación en materia de arbolado urbano y se tomará como principio de actuación evitar en lo posible la tala de los ejemplares conflictivos y cuando no exista alternativa, proceder a su sustitución por otra más adecuada”, el primero que lo ha incumplido es el propio Ayuntamiento, concretamente la Delegada de Infraestructuras, Milagrosa Gordillo, la cual ha reconocido que los trabajos que se están realizando en la calle Torrente no ha pasado ni por este órgano participativo, que ni siquiera es vinculante, ni tampoco por la Delegación de Medio Ambiente, la cual debe autorizar mediante un informe la aprobación de dichos trabajos.

Ecologistas en Acción ante esto, mostró su indignación junto con otros colectivos exigiendo que los acuerdos que tomen este Órgano, deben de ser respetados, por respeto a sus propios representantes. Criticaremos duramente cualquier actuación que realicé el Consistorio que vaya en contra de las decisiones que se hayan tomado con anterioridad por un órgano democrático. Aunque la Propia Delegada Municipal de Infraestructura se disculpó ante los miembros del consejo por este claro incumplimiento, consideramos que las disculpas no valen de nada cuando el hecho ya se ha perpetrado, porque ya no tiene solución. Antes de actuar hay que buscar otras alternativas, si no la participación ciudadana no existe. Más grave aún, si cabe, nos parece la eliminación de los árboles de la calle Padre Cuevas, perpetrados porque molestaban a la propia Delegada de Parques y Jardines, vecina de esa zona. Mal precedente, que consideramos raya con la inmoralidad.

Ecologistas en Acción, dada las actuaciones realizadas y las que nos tememos vendrán, llegó a plantear irónicamente en el Consejo, que para este Equipo de Gobierno, el árbol ideal para la ciudad sería el de “plástico”: no molesta, no exige mantenimiento, no ensucia….

Del mismo modo, en el apartado de ruegos y preguntas donde se planteó esta pregunta, solicitamos que para el próximo Consejo se entregue a todos los miembros del mismo, un informe de la situación de los árboles conflictivos de todo el término municipal, un estudio de las futuras plantaciones con una lista de los árboles más acordes según la zona y que se elaboren, unas ordenanzas municipales sobre Arbolado Urbano, como existen en multitud de municipios de la geografía española.

Para finalizar, a modo de recordatorio dirigido especialmente hacia el Equipo de Gobierno, en Junio de 1995 Sanlúcar de Barrameda se incluyó junto con otras localidades en la Carta de Barcelona, Declaración del Derecho al Árbol en la Ciudad, donde uno de los reconocimientos es que “El Árbol contribuyes al enraizamiento de la Cultura en el lugar y en la mejora de las condiciones de habitabilidad en el medio urbano, factores ambos, determinantes de la Calidad de Vida en la Ciudad” y ante esto el Ayuntamiento, se compromete a “establecer políticas, reglamentaciones, normativas y prácticas en la Administración y Gobierno de la Ciudad que garanticen las condiciones óptimas para la vida del Árbol”.Esperemos que actos dantescos no vuelvan a ocurrir.