Aguirre inicia la privatización del Canal de Isabel II

La Comunidad de Madrid ha incluido en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2009 el inicio de la privatización del Canal de Isabel II, la empresa pública que desde hace más de 150 años se encarga del abastecimiento de agua a la Comunidad de Madrid. Ecologistas en Acción rechaza la privatización y llama a la movilización social e institucional para frenarla.

Dicha privatización no se justifica desde el punto de vista técnico, pues el Canal de Isabel II es un empresa que da a los madrileños un servicio de calidad y que además da beneficios económicos que se reinvierten en los ciudadanos (mantenimiento del 112, construcción del Metrosur, etc.).

Ecologistas en Acción rechaza totalmente esta privatización por los daños medioambientales y sociales que produciría, pues conllevaría un empeoramiento de la calidad del servicio, con el fin de abaratar costes (fundamentalmente reduciendo la plantilla de trabajadores), favorecido además por el hecho de que ello no supondría una reducción de la facturación, dado que se trata de un servicio que se aporta en régimen de monopolio, de tal manera que por mucho que empeore la calidad del agua, los madrileños no vamos a tener más remedio que seguir consumiéndola.

Por otra parte, la privatización conllevaría daños medioambientales muy importantes, pues con ella se acabarían las campañas de ahorro de agua (pues irían contra el espíritu de cualquier empresa privada), lo que a medio plazo dispararía el consumo. También dejaría de invertirse en reducir las pérdidas en las redes de distribución, al ser actuaciones poco rentables desde el punto de vista económico, aunque sí desde el punto de vista medioambiental y social.

La privatización del Canal de Isabel II anunciada por la Presidenta de la Comunidad de Madrid conlleva también el apropiarse de las competencias del Estado en la gestión del agua, lo que contradice lo establecido en la Ley de Aguas y en la Directiva Europea Marco de Aguas, pretendiendo la construcción de dos nuevos grandes embalses en la Región, que producirían un enorme impacto medioambiental, que serían completamente inútiles y que además son totalmente innecesarios, tal y como ha reconocido el Ministerio de Medio Ambiente reiteradamente a lo largo de los años, con independencia de partido que gobernase.

Ecologistas en Acción exige a la Ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, responsable de la gestión del agua en la cuenca del Tajo, y por tanto en la Comunidad de Madrid, así como de todos los embalses de abastecimiento, que no haga dejación de sus funciones, y frene de inmediato la privatización del Canal de Isabel II, pues con la misma pretende arrebatarle las competencias del Estado en la gestión del agua, y entregárselas a una sociedad anónima.

Por último, Ecologistas en Acción reclama también a los ayuntamientos de la Comunidad de Madrid que, como responsables legales del abastecimiento de agua potable en sus municipios, y en defensa de los intereses de sus vecinos, rechacen públicamente la privatización del Canal de Isabel II, amenazando con romper los convenios para el abastecimiento que actualmente mantienen con esa entidad.