Oposición a la instalación de un carril bici en el Espacio Natural de Doñana

Esta organización considera que hay otras prioridades antes que ejecutar un carril bici en el Espacio Natural de Doñana (sector sur), concretamente en el conocido Pinar de La Algaida.

Con fecha 26 de julio de 2006, Ecologistas en Acción de Sanlúcar solicitó una reunión a Francisco Quirós, que continúa actualmente ocupando el cargo de Director Conservador del Parque Natural de Doñana, ahora conocido como Espacio Natural de Doñana, siendo uno de los puntos planteados el borrador que en su día se había diseñado para habilitar un carril bici en el Pinar de La Algaida. La reunión solicitada se celebró y en la misma mantuvimos nuestra postura de que este espacio protegido tiene multitud de deficiencias que a día de hoy todavía no se han solventado y que, al parecer, no se piensa solucionar por parte de la Consejería de Medio Ambiente. Entre esas deficiencias cabe destacar: la necesaria colocación de salvapájaros en tendidos eléctricos, la necesaria limpieza y adecuación de las zonas del Parque Natural a su paso por las Salinas de Bonanza y la carga ganadera por toda la superficie protegida.

Pasados algo más de dos años, Ecologistas en Acción ha tenido conocimiento de que se están ejecutando ese carril bici, sin que para nada se hayan tenido en cuenta nuestras declaraciones difundidas en noviembre de 2006, en las que expusimos que el camino central del Pinar de La Algaida de Sanlúcar, dada su amplia anchura (en algunos tramos algo más de 10 metros) pueden coexistir vehículos a motor y bicicletas, por lo que es innecesario abrir caminos nuevos: con los que hay son suficientes.

Ecologistas en Acción de Sanlúcar mantiene su disconformidad con ese proyecto de dotar de un carril bici a La Algaida, ya que consideramos que más que mejorar degradará aún más este espacio natural tan deteriorado. Y es que ese carril bici que supuestamente tendrá cerca de dos metros de ancho propiciará el tráfico incontrolado de motos (quads, motocicletas, etc.) poniendo gravemente en peligro el paso de viandantes. Además, nos oponemos frontalmente a que el trazo de dicho carril bici sea de hormigón, al igual que se han realizado en parques periurbanos de otras localidades (como Isla Cristina e Hinojos) para reducir su mantenimiento.

En cualquier caso, otras alternativas menos agresivas con el entorno existen si por parte de los Servicios Centrales de la Consejeria de Medio Ambiente se quieren estudiar: por ejemplo, crear un carril paralelo al camino central del mismo Pinar de La Algaida. La educación ambiental de la población de Sanlúcar en general y de esa zona agrícola en particular deja mucho que desear, por lo que antes de acometer proyectos como éste del carril bici, hay que resolver otras cuestiones más urgentes, por ejemplo, la puesta en marcha de campañas de sensibilización sobre los valores ecológicos del Espacio Natural de Doñana. La Junta de Andalucía también tendría que invertir dinero en cuidar este único espacio verde que tiene Sanlúcar, en protegerlo de la presión humana (sin aumentarla), en establecer una capacidad máxima de visitas para los fines de semana, en eliminar la cacería y el pastoreo ilegal, en mejorar la señalización y el mantenimiento de las distintas zonas, etc.

Ecologistas en Acción tiene constancia de que ni el propio Ayuntamiento de Sanlúcar, como propietario del Pinar de La Algaida, conoce las actuaciones previstas sobre el carril bici que se están llevando a cabo por parte de la Junta, la administración competente, según se nos hizo saber en la última sesión del Consejo Local de Medio Ambiente.

El Pinar de La Algaida no sólo es el pulmón de Sanlúcar, sino también un reducto de biodiversidad cuya importancia parecen ignorar los responsables políticos de su mantenimiento.