Nos quedamos sin playas

Ecologistas en Acción de Granada, pide al Ministerio de Medio Ambiente que no regenere con aportes de arena playa Granada, ni construya espigones.

Las responsabilidades de la situación que viven los vecinos de esta zona son de los promotores y de las administraciones que han permitido estas construcciones.

Hace un año

Ante la inutilidad demostrada de los aportes de arena y el daño que causan los espigones, que interactúan con las corrientes costeras cambiando las distribuciones de arena por todas las playas vecinas, pedimos que no se acometan estas actuaciones, porque no sirven para nada y son un gasto inútil que pagamos todos los contribuyentes.

Ya hace tiempo que se sabía -sólo los “muy listos” no querían verlo- las consecuencias de la presa de Rules sobre el retroceso de las playas vecinas. Ahora hay ciudadanos que se sienten perjudicados y piden una solución.

Después del temporal

Nosotros hemos propuesto a Costas que, junto a las administraciones autonómicas con competencias, afronte una reordenación de la línea litoral, donde se proceda a un nuevo deslinde del dominio público marítimo terrestre, en consonancia con la situación actual de la playa y de la que queda por venir, y a una intervención efectiva sobre la servidumbre de protección en cuanto a su urbanización.

Los daños que puedan sufrir los afectados, la mayoría de ellos compradores de buena fe, deben ser reclamados a los que se han enriquecido con esta ordenación urbanística de un litoral que debió de mantenerse natural.

Esperamos que esta situación sirva de aviso a navegantes ante las previsiones constructoras junto al delta del Guadalfeo en la vecina Salobreña.