Solicitamos una reunión extraordinaria del Consejo Asesor de Medio Ambiente y de Urbanismo

Proponemos que se reúna dichos órganos de participación ciudadana de forma urgente. Según el reglamento de dichos consejos, la convocatoria se puede hacer si estamos de acuerdo la mitad más uno de los miembros.

El pasado lunes se reunió el Consejo Económico y Social, para tratar el Fondo Estatal de Inversión Local y el Plan de Transición al Empleo de la Administración Autonómica (PROTEJA). La Alcaldesa, Irene García, presentó el proyecto (una presentación informática), en él que se recogían algunas iniciativas medioambientales: dos carriles bici, nuevo alumbrado de bajo consumo en algunos viales, mejora del saneamiento, ....Los miembros del Consejo plantearon algunas aportaciones, como por ejemplo, la eliminación de los vertidos de aguas residuales del Arroyo de San Juan y Salto del Grillo, mediante obras que conecten con el alcantarillado.

Del mismo modo, Ecologistas en Acción sugirió a la señora Alcaldesa, que se convocara el Consejo de Medio Ambiente y de Urbanismo, y que se tuviera en cuenta la Agenda 21 (Plan de Acción que contempla más de 140 proyectos). Ella contestó a la Mesa, que casi no había tiempo, ya que debía de remitir un resumen corto de los proyectos antes del 24 de diciembre, y que este Consejo Económico y Social, ya representaba a la ciudadanía.

Por este motivo, consideramos un error y un desprecio a las personas y colectivos sociales representados en el Consejo Asesor de Medio ambiente y de urbanismo, un error doble: el considerar el medio ambiente como una parte secundaria de la planificación. Creemos que no es así, el medio ambiente debe más bien ser un concepto integral de planificación, participar en todos los demás sectores de la planificación como algo transversal que tiene la mayoría de las veces interesantes propuestas que aportar al urbanismo, a la gestión del agua, al tráfico, al arreglado de las calles, a mejorar la calidad de vida de los vecinos. Esa el idea de la Agenda 21 y la idea de desarrollo sostenible. Pero a la hora de la verdad, nuestra Alcaldesa ese importante concepto de modernidad no acaba de asumir: se pretenden gastar cerca de 14 millones de euros, actuar sobre la movilidad, el saneamiento, el alumbrado... y no se consulta al Consejo de Medio Ambiente ni se menciona o atiende a la Agenda 21 Local.

El otro error es el de la falta de cultura participativa, de democracia participativa: se podía haber reunido simultáneamente a estos dos órganos de participación no era estrictamente necesario que estuviera presente la Alcaldesa, la presentación informática está muy clara y se expone por sí misma. La participación hay que ofrecerla siempre: cuando nos guste más y cuando nos guste menos, no como un regalito de los gobernantes, sino como un deber democrático, ¡si no, esto es un paripé!

Por todo ello, para dar el mejor uso social y ambiental al Fondo Estatal de Inversión Local y el Plan de Transición al Empleo de la Administración Autonómica (PROTEJA), incrementar la transparencia en la adjudicación de los proyectos, Ecologistas en Acción de Sanlúcar, considera esencial la participación pública de los colectivos sociales legalmente representados en la elección de los proyectos que presente el Equipo de Gobierno PSOE-CIS, dentro de los diferentes órganos de participación ciudadana, porque las obras que se financian tienen un fuerte carácter social y ambiental.

Estos fondos pueden convertirse en una oportunidad para poner en marcha actuaciones que generen empleo y mejoren la calidad de vida de los ciudadanos. Pero, dada la celeridad con que deben presentarse los proyectos podríamos encontrarnos ante una desordenada lluvia de actuaciones precipitadas, inconexas y superficiales, así como ante nuevos focos de corrupción y clientelismo.

Por todo ello, Ecologistas en Acción considera necesario, a pesar de la premura de los plazos, que los ciudadanos participen en la elección de los proyectos municipales. Hay que recordar que el funcionamiento democrático de la sociedad y la participación pública en los procesos de toma de decisiones son derechos garantizados en la Constitución Española y en el Convenio de Aarhus. Estos derechos no deben verse agraviados por situaciones de crisis económica.

Desde el día 10 de diciembre, fecha en el que se inició el plazo para la presentación de solicitudes de financiación de proyectos, en ningún caso, se ha contado con los ciudadanos para elegir las obras seleccionadas, tan sólo el pasado lunes, 15 de diciembre, durante la convocatoria del Consejo Económico y Social, donde la Alcaldesa expuso un resumen de los proyectos que se van a remitir. Por ello, Ecologistas en Acción, considera que para el mejor uso social y ambiental de estos fondos nuestra Alcaldesa deberá tener en cuenta los siguientes aspectos:

1. La puesta de procesos urgentes de participación social, convocando por ejemplo el Consejo Asesor de Medio Ambiente, para definir las obras a realizar. Se debe abrir un proceso de consultas públicas con los colectivos sociales y ambientales (asociaciones vecinales y ambientales, sindicatos, asociaciones de padres y madres, pequeños empresarios, etc.) para definir cuáles son las actuaciones más prioritarias.

Dentro de este proceso, la selección de los proyectos debe aprobarse en Pleno municipal (extraordinario si no hubiera otra posibilidad), en los que, por transparencia y participación, se facilite la intervención de los vecinos y colectivos sociales activos de las localidades.

2. Que se dé prioridad a obras o actuaciones que favorezcan la calidad de vida de los vecinos y el medio ambiente, como aquellas que favorezcan, el saneamiento (alcantarillado, depuración de aguas, etc.), la mejora de los equipamientos públicos (colegios, centros de salud, etc.), la movilidad de los peatones (aceras, peatonalización de calles, accesibilidad, etc.), la mejora de los caminos vecinales y la salvaguarda de las vías pecuarias, los carriles-bici urbanos, la limpieza de las zonas naturales, el impulso de las energías renovables y la eficiencia energética, etc.

3. Que en las obras o medidas que se realicen se priorice su orientación social (que sean intensivas en mano de obra, para crear más empleo, que se favorezca la contratación, al menos paritaria, de mujeres, que se vigilen que los salarios y las condiciones de trabajo sean dignos, etc.).




Visitantes conectados: 379