Participación pública en los pueblos de la Sierra

Ecologistas en Acción pide la participación pública en los proyectos del Fondo Estatal de Inversión Local en Arcos y los pueblos de la Sierra.

Para dar el mejor uso social y ambiental al Fondo Estatal de Inversión Local e incrementar la transparencia en la adjudicación de los proyectos, Ecologistas en Acción, ha escrito a la Alcaldesa de Arcos, ya que considera esencial la participación pública de los colectivos sociales en la elección de los proyectos que presenten los Ayuntamientos.

Las obras financiables por el Fondo Estatal de Inversión Local tienen un fuerte carácter social y ambiental. Entre ellas se incluyen rehabilitación y mejoras de espacios públicos urbanos y equipamientos. Mejoras en las redes de abastecimiento de agua potable y tratamientos de aguas residuales. Supresión de barreras arquitectónicas. Mejora de la movilidad sostenible. Actuaciones dirigidas a la protección del medio ambiente, prevención de la contaminación, gestión de residuos urbanos, ahorro y eficiencia energética, etc.

Estos fondos que para muchos municipios pequeños y medianos suponen cantidades muy superiores a las inversiones previstas para el próximo año, puede convertirse en una oportunidad para poner en marcha actuaciones que generen empleo y mejoren la calidad de vida.
Por todo ello, Ecologistas en Acción considera necesario, a pesar de la premura de los plazos, que los ciudadanos participen en la elección de los proyectos municipales. Hay que recordar que el funcionamiento democrático de la sociedad y la participación pública en los procesos de toma de decisiones son derechos garantizados en la Constitución española y en el Convenio de Aarhus.

Los Ayuntamientos, deberían tener en cuenta los siguientes aspectos:

1. La puesta de procesos urgentes de participación social, en los Ayuntamientos, para definir las obras a realizar. Se debe abrir un proceso de consultas públicas con los colectivos sociales y ambientales.

2. Que se dé prioridad a obras o actuaciones que favorezcan la calidad de vida de los vecinos y el medio ambiente, como aquellas que favorezcan la movilidad de los peatones (aceras, peatonalización de calles, accesibilidad, etc.), la mejora de los caminos vecinales y la salvaguarda de las vías pecuarias, la mejora de los equipamientos públicos (colegios, centros de salud, etc.), la limpieza de las zonas naturales, el saneamiento (alcantarillado, depuración de aguas, etc.), el impulso de las energías renovables y la eficiencia energética, etc.

3. Que en las obras o medidas que se realicen se priorice su orientación social (que sean intensivas en mano de obra, para crear más empleo, que se favorezca la contratación, al menos paritaria, de mujeres, que se vigilen que los salarios y las condiciones de trabajo sean dignos, etc.).