Premios atila y aguas de mayo

PREMIOS ATILA

El premio Atila 2008, que se concede a la persona o institución que durante el año en curso más ha destacado por su nefasta actuación medioambiental, ha sido ganado por méritos propios por

D.Manuel Chaves González , Presidente de la Junta de Andalucía.

Por el giro dado a su política medioambiental, con la excusa de la crisis, para beneficiar a los mismos que la han provocado. Para ello el Parlamento ha aprobado la ’Ley de medidas tributarias y financieras y de impulso a la actividad económica’ , donde “para luchar” contra la crisis económica el Gobierno andaluz modifica hasta diez leyes, siete de ellas relacionadas con el medio ambiente.
Se modifica la LOUA a gusto de los constructores y se abre la vía para entrar a saco en espacios naturales.

También se han hecho merecedores a este premio las siguientes personas:

D.José Torres Hurtado, alcalde de Granada.

Por la Venta del Patrimonio Histórico de la Ciudad al primer postor de los bienes inmuebles y zonas verdes como la casa Agreda, el Palacio Renacentista de la cuesta de Santa Ines, casa de San Matias, y la del Jardín delantero con vistas a la ciudad del Hotel Alhambra Palace.

Por su política de trafico y movilidad a base de transformar zonas verdes o espacios públicos en zonas de aparcamientos de vehículos de motor y tener convertida la ciudad y el Casco Histórico en un garaje.

Por mantener el rio Genil, un sarcófago de hormigón, como una muestra de lo que nunca debe ser un río.

D. Joaquín Delgado García, ex-ingeniero Jefe de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en Granada.

Antes de jubilarse perpetró el enésimo ataque al río Castril camuflando como obras de emergencia el trasvase de agua a Baza para consumo humano, cuando según los propios datos de la Confederación no hay ningún problema de abastecimiento.

PREMIOS AGUAS DE MAYO

Se conceden a aquellas personas o colectivos que durante el año se han significado por su labor en pro de un medio ambiente saludable en cualquiera de sus manifestaciones.

Este año consideramos merecedor de este premio a:

La Cooperativa Hortigas, de Dúrcal, que desde hace 6 años explota colectivamente una serie de terrenos con una forma de cultivar respetuosa con el medio y el entorno social y cultural, sin utilizar productos químicos ni contaminantes, respetando los ciclos de la tierra, y manteniendo las variedades de cultivo de la zona, con su propio semillero de semillas autóctonas. No comercializan ningún producto, sino que la cosecha se reparte entre los cooperativistas. manifestación

También hay que reconocer la labor que en pro de un mejor medio ambiente ha desarrollado:

El pueblo de Cortes de Baza, por su firme y razonada oposición, una vez más, al saqueo de las aguas del río Castril y apostando por la sostenibilidad de los recursos naturales como futuro de su pueblo.