Alegaciones a la térmica de biomasa de Valencia de Don Juan

Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones a la central térmica de
biomasa, que "Acciona Energía" y el EREN, promueven en Valencia de Don Juan, denunciando los riesgos ambientales y socioeconómicos, asociados al uso de la biomasa como combustible en la producción de electricidad. Se ha solicitado una planificación que priorice los usos más eficientes de la biomasa forestal y agrícola de la provincia de León.

Es inaceptable seguir promoviendo proyectos de generación de energía
eléctrica en una provincia que exporta más del 90% de la electricidad
que se produce en presas, centrales térmicas, parques eólicos, etc., a
costa de la degradación ambiental y paisajística de este territorio y
del expolio de sus recursos naturales.

Con el proyecto de Valencia de D. Juan la propia administración
regional, a través del EREN, insiste en agravar el desequilibrio
poniendo en manos e Acciona Energía la biomasa (forestal y agrícola) de la provincia de León; cuando existen formas más sostenibles, eficientes y capaces de crear empleo, con las que aprovechar estos excedentes, sin necesidad de dedicarlos a la producción de electricidad a gran escala, entregándolos así al lucro de las grandes empresas eléctricas.

El uso de la biomasa forestal debe limitarse a residuos sacados de los
montes con auténticos criterios ecológicos, no con fines económicos. En
cuanto a los restos de cosechas habría que primar su uso en la mejora de suelos degradados, disminuyendo la necesidad de aportes externos: la biofumigación, el compostaje, la fabricación de materiales de construcción, etc. deberían anteponerse al uso energético.

La escasez y encarecimiento de los combustibles fósiles aumentará la
presión sobre la biomasa. Se impone por tanto una urgente regulación y planificación, que de salida a producciones de escala local, destinándolas en primer lugar al uso térmico en los hogares y a facilitar energía a las pequeñas empresas.

Otras alegaciones se han basado en la falta de justificación de la
procedencia de las materias primas, siendo posible que la gallinaza de
la megagranja de Cantos Blancos, ubicada en proximidad, acabe
sirviendo de combustible para la cogeneración de electricidad, con lo
que se agravaría la peligrosidad de las emisiones atmosféricas.

También se ha denunciado el enorme consumo de agua que necesita Acciona Energía (856.000 m3/año) volumen que podría abastecer a tres poblaciones como la de Valencia de Don Juan. Las captaciones de agua de Acciona y Cantos Blancos podrían provocar la sobre explotación de los acuíferos de la zona.


Alegaciones planta biomasa ACCIONA

“ECOLOGISTAS EN ACCIÓN-PROVINCIA DE LEÓN”, integrada en la Confederación Estatal de Asociaciones de Ecologistas en Acción, comparece y como mejor proceda , DICE:

Que en relación al anuncio de información pública de la solicitud de autorización ambiental integrada y al estudio de impacto ambiental del proyecto “PLANTA DE GENERACIÓN ELÉCTRICA CON BIOMASA”, promovido por ACCIONA ENERGÍA, en término municipal de Valencia de Don Juan (León), Expte.: AA-LE- 001/08 y IA-15/2008-24 publicado en el B.O.C. y L. de 27 de noviembre de 2008, a los efectos oportunos,

EXPONE las siguientes ALEGACIONES:

Alegación primera: Sobre la justificación de la necesidad del proyecto..

El sistema eléctrico peninsular español dispone de una capacidad de generación (potencia instalada) de 78.754.000 kws muy superior a los 43.400.000 kws, que es el consumo máximo registrado (véanse Informes anuales de REE), por lo que es más que suficiente para asegurar la disposición de kilowatios a las empresas y hogares españoles -aún sabiendo que la capacidad de generación nunca está operativa al 100%-. Por otra parte y según los mismos informes-, desde el año 2003 el ritmo de aumento del consumo eléctrico ha ido moderándose y es previsible que la desaceleración de paso a una fuerte caída de la demanda, en el escenario actual de crisis económica global.

Desde el departamento de Planificación Energética, del Ministerio de Industria, se ha apuntado que habría que incentivar la producción energética lo más cerca posible del punto de consumo, contribuyendo así en el ahorro de infraestructuras y de pérdidas derivadas del transporte de energía. En contra de estas recomendaciones se sigue, de manera ilógica, incentivando la generación eléctrica en Castilla y León, una región claramente excedentaria, que produce tres veces más energía eléctrica de la que consume.

Aún mas absurdo es seguir promoviendo proyectos de generación eléctrica en León, ya que nuestra provincia exporta más del 90% de la electricidad que producen presas, centrales térmicas, parques eólicos, etc., a costa de la degradación medioambiental y paisajística de este territorio y de la pérdida irreversible de sus recursos naturales.

Con esta nueva planta de generación de electricidad en Valencia de Don Juan la propia administración regional, a través del EREN, insiste en agravar el desequilibrio -y el expolio- poniendo en manos de Acciona Energía la biomasa residual (forestal y agrícola) de la provincia de León, cuando existen formas más sostenibles, eficientes y generadoras de puestos de trabajo con las que aprovechar estos excedentes, sin necesidad de dedicarlos a la producción de electricidad a gran escala, entregándolos al lucro de las grandes empresas eléctricas.

Alegación segunda: Sobre los usos prioritarios de la biomasa.

Ecologistas en Acción no se opone al uso energético de la biomasa siempre que se realice sin pérdida de biodiversidad y sin provocar daños al medio ambiente, es decir de manera sostenible, que entendemos sólo puede darse si el aprovechamiento energético se realiza a pequeña escala y a nivel local.
El uso de la biomasa forestal debe limitarse a residuos sacados del monte con auténticos criterios ambientales, de modo que se evite el riesgo de que, con fines económicos, se incrementen las podas, la eliminación de la “maleza” y las labores de limpieza, todo ello con la consiguiente proliferación indeseada de pistas e infraestructuras para facilitar el acceso a estos recursos.

En cuanto al destino de los restos de cosechas es prioritaria la mejora de suelos en los lugares donde existen procesos de degradación significativos o la reincorporación al suelo en las propias explotaciones agrícolas para reducir la necesidad de aportes y fertilizantes externos. Ecologistas en Acción es partidaria de priorizar sobre el uso energético, en el conjunto del Estado español usos tales como la biofumigación, el compostaje, la fabricación de materiales de construcción, etc.

Estos usos prioritarios, así como la protección y el aprovechamiento racional de los bosques, son potenciales nichos de empleo.

Ante la crisis energética, la escasez y el encarecimiento de los combustibles fósiles, es evidente que la presión sobre los recursos de la biomasa para uso energético será cada vez mayor. Se impone por lo tanto una urgente regulación y planificación que de salida a una producción a escala local que en primer lugar se destine al uso térmico en los hogares y a facilitar energía a las pequeñas empresas que lo demanden.

Alegación tercera: Sobre la justificación de la procedencia de las materias primas.

Se dice que en un radio de 80 km alrededor de la localización de esta planta, -que requiere la quema de 170.000 tm/año de biomasa-, existe la suficiente disponibilidad de materia prima. No lo dudamos, puesto que la extensión de territorio incluida comprende la mayor parte de la provincia de León y parte de las de Zamora, Valladolid y Palencia, pero no se demuestra: no se pormenoriza la procedencia de esta ingente cantidad de residuos herbáceos y leñosos ni se aportan contratos o precontratos de suministro firmados tanto con productores agrarios como con las juntas vecinales propietarias de los montes de utilidad pública.

Pensamos que otro proyecto contestado por Ecologistas en Acción, la macro granja avícola de Cantos Blancos, situada en proximidad –cuyas autorizaciones ambientales han sido y serán recurridas por esta asociación en vía contencioso administrativa- podría llegar a ser una de las fuentes abastecedoras de materia prima: la gallinaza, cuando se saturen los campos que se prevé abonar en primera instancia con estos residuos.

Alegación cuarta: Sobre las emisiones a la atmósfera.

La indeterminación de los residuos que podrían arder, hace imposible precisar la peligrosidad de las emisiones a la atmósfera, sobre todo en lo referente a las partículas ultrafinas PM 2,5 de las que no se hace mención alguna y que no son retenidas por los sistemas de filtrado (filtros de mangas) al uso. Es sabido que este material particulado es el que vehicula los tóxicos más peligrosos: dioxinas (cuya emisión es previsible por el cloro contenido en la paja), metales pesados, hidrocarburos aromáticos policíclicos, etc. La emisión de sustancias peligrosas se incrementaría en el supuesto de que llegara a quemarse la gallinaza procedente de la explotación de Cantos Blancos. Estos residuos pueden ser muy contaminantes por el tipo de alimentación, a base de piensos químicos, que reciben las aves en las explotaciones intensivas. Traemos este supuesto a colación ya que el uso del estiércol para la cogeneración de electricidad en plantas de biomasa, se contemplaba en los proyectos presentados por Cantos Blancos, como un sistema alternativo para gestionar la gallinaza.

Alegación quinta: Sobre la elevada demanda de agua.

La planta de Acciona consumirá un volumen de 856.000 m3 de agua al año, (107m3/h, a razón de 8000 horas al año, caudal con el que se podrían abastecer tres poblaciones similares a la de Valencia de Don Juan). Este volumen de agua se piensa detraer de un pozo situado en la parcela de Acciona. La nueva captación, unida a los sondeos a realizar en las múltiples instalaciones de la macro-granja avícola de Cantos Blancos, podría dar lugar a una sobre explotación de los acuíferos de la zona. También se prevé captar agua de las canalizaciones próximas de los regantes, todo ello sin que se aporten informes de CHD y sin que consten los permisos de captación de aguas, ni el informe preceptivo y vinculante sobre el vertido de aguas residuales.

Por todo lo expuesto “ECOLOGISTAS EN ACCIÓN DE LA PROVINCIA DE LEÓN”, SOLICITA que se suspenda la tramitación de esta autorización ambiental integrada y del estudio de impacto ambiental, y se obligue a los promotores públicos y privados (EREN y ACCIONA ENERGÍA) a renunciar a la implantación de este proyecto de generación de energía eléctrica a partir de biomasa residual.

Que por el contrario se haga una planificación racional de los usos más eficientes de la biomasa forestal y agrícola de la provincia de León

Asimismo, acogiéndonos al procedimiento marcado por la Ley 16/2002 en su artículo 20, se nos considere parte interesada a efectos de futuras notificaciones, información y audiencia.

En León, a 7 de enero de 2009.